sábado, mayo 12, 2012

Y EL BARÇA SE QUEDÓ FUERA...


Primer paso de la final a cuatro europea con la eliminación de Panathinaikos primero y del Barça después. En el primer partido de semifinales los griegos del Panathinaikos pusieron contra las cuerdas al CSKA, el "chesca" como lo llaman ahora, de Moscú, que era el gran favorito, en un primer cuarto casi perfecto, 15 a 29, en el que abusaron de la pésima defensa del bloqueo directo central de los rusos. Luego el equipo favorito, los rusos del CSKA, se pusieron en manos de Andrei Kirilenko para ir poco a poco recortando las distancias y llegar al final con una victoria apretadísima que incluso pudo cambiar de dirección si Diamantidis hubiese aprovechado la última posesión en la que ni siquiera lanzó a canasta cuando pudo hacerlo frente a la defensa de Alexey Shved. Partido que se igualó en el descanso, 32 a 34 para los griegos, y que luego se mantuvo en esa línea de igualdad gracias al trabajo de un impresionante Kostas Kaimakoglou y un sólido Sarunas Jasikevicius que hicieron creer a los aficionados griegos en la victoria. Con el partido igualado el CSKA mejoró su nivel defensivo y a Kirilenko, MVP del partido, se le sumaron los puntos de Shved, Teodosic y Krstic para terminar ganando en un cara o cruz en el que Teodosic decidió con un tiro de dos puntos pero no supo rematar con dos tiros libres que falló y que le dio la última posesión a los griegos que fueron incapaces de aprovechar para terminar perdiendo  66 a 64.


En la otra semifinal el Olympiacos si que se ganó su espacio en la final gracias al flojo partido de un FC Barcelona que siempre fue por debajo en el marcador y que nunca pudo controlar a Vassilis Spanoulis en los momentos más complicados. La fría entrada del Barça en el partido con un Eidson desaparecido y una floja defensa sobre Spanoulis dio la primera ventaja a los de Ivkovic, 17 a 11, con la que supieron jugar hasta el final. Xavi Pascual tuvo que apostar por Víctor Sada para la dirección y ejercer mayor presión defensiva sobre los exteriores del Olympiacos ante la inoperancia de Huertas y el flojo partido de Erazem Lorbek y Pete Mickeal. Solo Juan Carlos Navarro junto a Boniface Ndong y Fran Vázquez aguantaron el tipo frente a Printezis, Papanikolaou y un Richard Dorsey que demostró al Caja Laboral, que lo cortó a finales del año pasado en esta misma temporada, su calidad, potencia y dureza a este nivel.

En el tramo final del partido el FC Barcelona estuvo muy cerca e incluso pudo ponerse por delante muy cerquita del final con un tiro de tres puntos frontal y liberado de defensa que erró Marcelinho Huertas pero que luego Spanoulis no perdonó en un 1x1 que terminó anotando de tres puntos para poner cinco arriba al Olympiacos y dejar el partido finiquitado. Al final 68 a 64 para los griegos y otra vez el Barça se queda sin opciones de título de Euroliga en un partido donde fallaron demasiados hombres importantes en un partido de este nivel.