lunes, abril 30, 2012

MUY CERCA DE LA SORPRESA...


El domingo terminó con la agridulce sensación de haber visto a un buen Ucam Murcia compitiendo en la pista del Real Madrid y al que entre sus errores y los de de los que se equivocan siempre en contra de los mismos se perdió una histórica oportunidad que hubiese venido al pelo con las derrotas de Asefa Estudiantes en la pista del Assignia Manresa, 78 a 75, la del Blusens Monbus Obradoiro en la pista del descendido Blancos de Rueda Valladolid, 81 a 75, y las del Gran Canaria 2014 y Mad Crocs Fuenlabrada en las pistas de Valencia y Unicaja respectivamente que les hace estar a solo una victoria de  Blusens Monbus y Ucam Murcia que tienen once triunfos en este momento. Viendo todos esos resultados una victoria en Madrid hubiese puesto al equipo de Oscar Quintana en una posición extraordinaria a falta de dos jornadas pero el 80 a 79 definitivo para los de Pablo Laso vuelve a poner toda la carne en el asador para esta semana final donde se volverán a jugar dos partidos.
El miércoles se jugarán los encuentros Blusens Monbus frente al Valencia en Santiago de Compostela, Mad Crocs Fuenlabrada con el FC Barcelona en Fuenlabrada y el Ucam Murcia con el Assignia Manresa en el Palacio de Deportes. El jueves el Blancos de Rueda de Valladolid recibe al Asefa Estudiantes y el Gran Canaria 2014 juega en Las Palmas con el CAI Zaragoza. Jornada que puede dejar definidas muchas cosas de cara a la jornada final que se jugará el domingo y donde el Ucam Murcia se la podría jugar en Madrid con el Asefa Estudiantes.
Ayer no sirvió de nada ganar el último cuarto y tener balón para forzar el empate en un par de ocasiones pues los triples de Udoka y Douby no entraron y la última canasta de Andrés Miso no sirvió para empatar un encuentro que llevaba un buen rato moviéndose en el filo de la navaja. La falta de acierto en los triples de Udoka y Douby, anotaron 2 de 11, fue uno de los factores para que en la recta final no se confirmara la sorpresa de la jornada porque el nivel defensivo del equipo lo mantuvo siempre en los límites de tener opciones y el buen partido de David Barlow, 16 puntos y 9 rebotes, se sumó a los habituales de James Augustine, Ime Udoka y Quincy Douby, 36 puntos entre los tres, que además contaron con un buen encuentro de los directores de juego, Andrés Miso y Josep Franch, que sumaron puntos y asistencias para mantener a su equipo siempre muy cerca de los blancos que aprovecharon los puntos de Sergio Llull, Mirotic y Carlos Suárez.
En este partido de Madrid Oscar Quintana volvió a apostar por Miso y Franch como bases, con Juan Ignacio Jasen como complemento de Udoka y Douby sin contar para nada con Jordi Grimau en esa rotación de exteriores y Sekulic como complemento de los interiores Augustine y Barlow. La falta de acierto y sus rápidas faltas, alguna innecesaria y propiciada por su propia frustración, impidieron que Blagota Sekulic ayudaran en el rebote y en los puntos interiores, por lo que Oscar Quintana tuvo que echar mano de Guillermo Rejón durante el partido para aportar minutos de defensa y rebote.
Los problemas en en control del rebote defensivo, hasta 15 ofensivos atraparon los blancos en ataque, permitieron al Real Madrid anotar a sus grandes con cierta facilidad en segundos tiros y quizás por ahí se empezó a esfumar las opciones del Ucam Murcia que trabajaba muy bien sobre los exteriores de los blancos pero que luego cedía demasiadas segundas opciones cerca del aro. Además se mejoró de forma considerable el porcentaje desde la línea de tiros libres, 23 de 27 para un 85% en los tiros libres, tras el fiasco desde la línea el pasado jueves en Murcia.
Algunas decisiones arbitrales en el tramo final del partido y que ni siquiera fueron dadas por buena por el técnico arbitral de la 7 autonómica, Don Francisco Carvajal, pudieron decidir un partido que terminó con una derrota por un solo punto y en la que la suma de errores en detalles arbitrales siguieron haciendo daño a los mismos de siempre y eso aunque alguno se pueda poner una venda en los ojos es pura realidad. Mucho más cuando se pierde de solo un punto en la pista del segundo clasificado y en la actual situación que vive el equipo de Murcia peleando por eludir el descenso, hay un viejo refrán español que dice que no hay peor ciego que el que no quiere ver, y este se lo podría aplicar unos cuantos artistas que conozco.

El miércoles, día 2 de mayo, a las 21,00 horas viene al Palacio de Deportes de Murcia el Assignia Manresa de uno de los mejores técnicos que hay hoy en el país, Jaume Ponsarnau, y junto a él también viene el base murciano Alex Hernández Maiquez, un joven jugador que ha logrado asentarse en esta liga a base de trabajo y esfuerzo. 
Los de Manresa tienen pocas posibilidades matemáticas de meterse en las eliminatorias por el título, están a dos victorias de esos puestos y será muy difícil que Lucentum y Lagun Aro no ganen en la última jornada para quedarse fuera de los mismos, pero tengo por seguro que los de Ponsarnau vendrán a Murcia a jugar para ganar. El controlar a sus hombres más importantes no será tarea fácil pues el equipo de Manresa no depende de nadie en especial y siempre hay alguno que destaca por encima del resto. Justin Doellman, un ala-pívot blanco con capacidad para anotar y que incluso suena para reforzar al Real Madrid la próxima temporada, y Josh Asselin, al que se le conoce muy bien en Murcia, son sus hombres más regulares pero sin olvidar al nucleo duro del equipo que capitanea el veterano Javi Rodríguez y al que acompañan Adam Hanga, Sergy Gladyr y el espectacular Micah Downs. Ayer frente al Estudiantes el ucraniano Gladyr terminó con 6 de 9 en triples para finalizar con 19 puntos y el húngaro Hanga hizo 3 de 3 desde los 3 puntos para acabar con 16 puntos y ser los escuderos de un Doellman que terminó con 27 de valoración en un encuentro que se decidió en la recta final del mismo.


El jueves 3 de mayo actúa Revolver en Murcia y he buscado una canción que puede venir muy bien para cerrar esta entrada, Es Mejor Caminar, que dice entre otras cosas que es mejor caminar que parar y ponerse a temblar...

domingo, abril 29, 2012

YA HAY CAMPEÓN JUNIOR AUTONÓMICO

Algunas mujeres dicen que los hombres son incapaces de hacer dos cosas al mismo tiempo sin equivocarse y yo voy a tratar de llevarles la contraria. Veo el partido del Ucam Murcia en cancha del Real Madrid y al mismo tiempo me pongo con esta entrada que tenía pendiente desde ayer y a la que de paso le sumo otros aspectos. Antes de entrar en otros detalles alguien tendría que explicarles a los técnicos asistentes de Moñino y a él mismo, que Ime Udoka, nacido en Portland estado de Oregon, es un jugador que tiene doble nacionalidad, estadounidense y nigeriano, y si se empeñan en pronunciar su apellido como Yudoka, por aquello de la pronunciación inglesa, entonces tendrían que pronunciar también su nombre de la misma manera y llamarlo Imay y no Ime, por lo que sería mucho más fácil decirle Ime Udoka y no Ime Yudoka, aunque también es verdad que a mi me da lo mismo como lo llamen pues para lo que dicen es mejor no hacerles ni el más mínimo caso. 

Esta mañana si ir más lejos y oyéndolos en la retransmisión del Assignia Manresa frente al Asefa Estudiantes, durante el descanso del partido pusieron las imágenes de la falta final señalada a James Augustine que da lugar a la falta técnica al banquillo y a los cuatro tiros libres que le dieron la victoria al Lucentum el pasado jueves y oigo decir al ex-árbitro de liga EBA Francisco Carvajal que la falta está bien pitada a Augustine porque arrolla al hombre que está parado haciendo un bloqueo ciego a Llompart que lleva la conducción del balón. 
Lo oigo una vez y luego lo repite y nunca dice que esa falta solo la pita mucho después de que fuese, si realmente fue, y solo cuando Llompart perdió el balón en otra acción que no tenía nada que ver con esa falta del golpe entre Augustine y Dewar. Ante tal posición de corporativismo fuera de tiempo y fuera de lógica me dije a mi mismo que era mucho mejor que apagase la televisión y que dejase a cada uno con sus miserias y sus falsos comentarios sobre trasnochados corporativismos que solo sirven para querer ocultar lo que todos vemos de forma clara y nítida.  De todo esto escribiré en una entrada diferente, esta es para los chavales juniors que han jugado en Torre Pacheco este fin de semana.
Ya hay campeón junior masculino para representar al baloncesto murciano en el próximo Campeonato de España de la categoría, el Ucam Murcia se proclamó campeón, no sin emoción en sus dos partidos, en una final muy competida frente al CB Archena que también sufrió de lo lindo para meterse en esa final al vencer de forma apurada al CB Maristas en su semifinal. El sábado se jugaron las semifinales y ambos partidos fueron intensos y disputados desde el primer minuto hasta  el último, con buen ambiente y con buena rivalidad en la pista. En el primer partido entre el CB Archena y el CB Maristas la igualdad fue la tónica predominante hasta la última posesión, demasiadas defensas de zonas 2-3 en ambos equipos y solo cuando se presionó en individual o en zona press se vieron los minutos más espectaculares de ambos conjuntos. 
Al final 61 a 57 para un CB Archena que se apoyó en el juego de Dani López, 20 puntos con excelentes porcentajes, en la dirección de Álvaro Yagües, 10 puntos y muchas asistencias, más la emotividad y agresividad de Francis López, otros 10 puntos para él, ante un equipo que dependió en exceso de la notación e inspiración de Fernando Hurtado, un escolta de primer año que tiene mucha facilidad para el 1x1 y que terminó con 19 puntos y 3 triples ante la escasa suma de puntos por dentro de sus hombres grandes con superioridad física sobre los archeneros que no supieron ni pudieron aprovechar. Buenos minutos del cadete del 97 Nacho Jiménez en la dirección de los colegiales en un partido que estaba con empate a 57 a falta de tan solo un minuto.
En la otra semifinal el partido parecía que se iba a sentenciar por la vía rápida tras ver el primer cuarto en el que el Ucam Murcia dominaba 17 a 9 sobre el CB Capuchinos con la pareja Darío Sarrías y Carlos Toledo por encima del resto con 11 puntos para el pívot y 6 para el alero. Luego la realidad fue muy diferente y curiosamente el juego de equipo de los que entrena Joaquín López se impuso con claridad ante un conjunto que se mantenía solamente en el partido por los puntos de Samuel Vicente y la presencia física del resto. Al descanso 31 a 33 para Capuchinos y todo por decidir. 

Cuando la mayoría esperábamos la reacción del filial del ACB tras el descanso se vieron los mejores minutos de Capuchinos con reparto de puntos para los cadetes Guille González y Rodrigo Escolano más la aportación de Alberto García y un buen Sergio López más el trabajo del resto en defensa y en rebote. En esos minutos el Ucam Murcia se supo mantener en el partido con los puntos y la calidad de los hermanos Toledo, Carlos excelente y Juan muy bien, que junto al trabajo de David Saura y Javier Pérez ,el otro cadete de primer año como Juan Oliva y Nacho Jiménez en esta final a cuatro junior, para terminar cuatro puntos por debajo, 48 a 52, que empezaba a sembrar muchas dudas. 
El partido solo duró hasta ese momento pues a los de la sorpresa se les acabó la gasolina y encajaron un 22 a 2 en seis minutos que nadie se encargó de parar y dejó el partido sentenciado con un parcial de 70 a 54 a falta de poco más de tres minutos que dejaba muy clara las diferencias de la calidad de gasolina entre unos y otros. La defensa de Álvaro Gómez y otra vez Carlos y Juan Toledo junto a la solidez física del resto hicieron que no se notaran las bajas de Joel García y Andrés Carrillo, a la que se sumó la de Aarón Sáez tras lesionarse en la rueda de calentamiento. Ya estaba servida la final prevista y la que esperaban casi todos los aficionados.
Hoy no he visto los partidos de Torre Pacheco pero he tratado de seguirlos al momento y gracias a los comentarios de unos y otros, más la ayuda de las actas os dejo algunas notas sobre ellos, espero que nadie se moleste y si tengo que corregir algo lo haré sin ningún problema. En el partido del tercer y cuarto puesto el CB Capuchinos se impuso con claridad al CB Maristas por 44 a 62 tras ponerse por delante en el primer cuarto, 11 a 17, y mantenerse e incrementar poco a poco la ventaja hasta el final. 
Al descanso 23 a 28 y 38 a 44 al final del tercero para sentenciar el último con un claro 6 a 18 que dejó el tercer puesto a un Capuchinos que tuvo en los pívots Joaquín López, 17 puntos, y Antonio Almagro, 12 puntos, a sus mejores interiores bien secundados por Juan Rubio, Antonio García, Sergio López y los cadetes Guille González y Rodri Escolano. En Maristas volvieron a depender mucho del juego y los puntos de Alberto Ballesta, Bolarín y Fernando Hurtado, además de los minutos del cadete Nacho Jiménez.

En la final de hoy se ha vivido un encuentro con muchos altibajos en los que parecía que el Ucam Murcia se ponía por delante de forma clara en el primer tiempo, 21 a 16 al final del primer cuarto y 53 a 40 al descanso para que luego el partido se pusiera en un puño en la entrada del segundo tiempo con un parcial de 0 a 11 en cuatro minutos que cerró el marcador en 53 a 51 y muchos minutos por jugarse. En el primer tiempo los nervios atenazaron a los archeneros que siempre fueron a remolque llegando a estar 15 puntos por debajo en un par de ocasiones que supieron remontar para terminar la primera parte con solo 13 abajo tras estar más cerca en el electrónico, 46 a 39 a falta de solo un minuto. 

En el segundo cuarto el Ucam Murcia enganchó siete triples, cinco de forma casi consecutiva, que parecía romper el partido. Solo fue un espejismo pues tras el descanso los de Darío Saorín se metieron de lleno en el encuentro gracias al carácter y agresividad de Francis, Salva y Dani que con un once a cero animaron a su numeroso publico que se desplazó a Torre Pacheco y tras ese 53 a 51 era casi un partido nuevo con 15 minutos por delante. 
Nueva escapada de los favoritos con una renta de 10 puntos para los últimos 10 minutos y otra vez nueva arremetida del CB Archena que con 70 a 58 a los 3 minutos del cuarto se pusieron en manos de los mismos protagonistas para ponerse a solo dos puntos, 70 a 68, a falta de dos minutos. La tranquilidad en esos minutos finales y el acierto desde los tiros libres dieron la victoria a un Ucam Murcia que tuvo en este partido a Samuel Vicente, Álvaro Gómez y a los interiores Manu Sánchez y Darío Sarrías sus mejores hombres, junto a ellos los puntos del cadete Juan Toledo y los tiros libres de David Lucas en la recta final terminaron de decidir el encuentro.

Justo campeón de un equipo que ha terminado sin conocer la derrota en esta competición autonómica y donde predominan los jugadores de primer año, nacidos en 1995, pues solo Carlos Toledo y Antonio Pujante pasan de edad en la próxima temporada que ganó a un equipo formado principalmente por aguerridos jugadores nacidos en 1994 y que ahora les toca el duro paso a ser jugadores seniors, seguro que algunos de ellos, la base de este equipo, tendrán su espacio y su protagonismo para volver a poner el baloncesto de Archena donde se merece. Personalmente me parece que Carlos Toledo es el mejor jugador potencialmente de esta generación del 94 y seguramente si su protagonismo fuese diferente dentro de la estructura del junior del Ucam Murcia hubiese podido brillar como hizo Adrián Méndez la temporada pasada, o eso al menos es lo que a mi me parece.
Contento por la aportación de los cadetes en esta fase pues Guille González, Rodri Escolano, Nacho Jiménez, Miguel Ángel Soro, Javier Pérez, Juan Toledo y Juan Oliva, unos del 96 y otros nacidos en el 97 han demostrado que hay mucha savia fresca y buena para el futuro de nuestro baloncesto.

viernes, abril 27, 2012

DESGRACIADAMENTE SE VEÍA VENIR...

Mi colaboración con La Verdad llegará un día más tarde por razones obvias de horario, pues a la hora que terminó el partido solo daba tiempo para colgar la crónica y poco más. Si no pasa nada anormal, mañana sábado se publicara esa contribución que hago en cada partido de casa del Ucam Murcia y seguro que alguno o algunos se podrán dar por aludidos sin ser nombrados por sus nombres y apellidos, que se lo tomen con filosofía porque al fin y al cabo es solo mi opinión y por eso precisamente no tiene que ser dogma de fe. 
La verdad es que me hubiese gustado contar más cosas de este partido tan especial jugado en un horario anormal y sin sentido al que la liga te obliga por razones de televisión, pero al final se ha quedado en esto.


Pues si, tal y como reza el título de la entrada se veía venir, es triste y seguramente aceptaría otros calificativos más fuertes pero se veía venir. Llevo años denunciando lo que me parecía una indecencia por parte de algunos personajes del baloncesto español que no tienen ningún respeto por el baloncesto de Murcia, por quien lo hace y mucho menos por quien trabaja en él, independientemente de como se llame, de donde venga o de la temporada que sea. La pena es que cuando yo lo denunciaba sin esconderme hace unos años estando en el primer plano de nuestro baloncesto profesional, los de aquí y los de allí solo veían las excusas de alguien que no estaba preparado para aceptar las derrotas por su mala planificación o simplemente por el mal desarrollo de su trabajo. No me alegro en absoluto de que el tiempo, ese sabio que nunca se equivoca, me termine dando la razón, pues la sensación de amargor e impotencia que se vivió anoche en el Palacio de los Deportes de Murcia por parte de los miles de aficionados que se acercaron a ver el partido es solo comparable con la perplejidad con la que celebraban el triunfo el nutrido número de seguidores del Lucentum que vinieron desde Alicante.

Podría hablar del partido, con demasiados errores por culpa de esa maldita ansiedad que entra cuando sabes muy bien lo que te estás jugando, pero me parece que circunscribir la derrota a un posible error arbitral a falta de poco más de dos segundos es faltar a la verdad y a lo que realmente sucedió en la pista. Está claro que el Ucam Murcia se pareció poco al que nos tiene acostumbrado en los últimos partidos de casa y en el primer cuarto sufrió mucho más de lo previsto para poder controlar al veterano Tyrone Ellis que terminó con quince puntos aprovechando los errores defensivos de situaciones de ayudas demasiado largas o buscando faltas que algunas veces solo las veían los del silbato.
Pero para poder explicar lo que verdaderamente pasó sobre la cancha habría que preguntarse por la sibilina actuación de los árbitros que vinieron a Murcia. Los errores, demasiados sin duda alguna, desde la línea de tiros libres dieron alas a los rivales, que eran dos, para poder controlar los guarismo de un marcador que siempre se movió en números perfectos para poder decidir el partido en una acción puntual y eso fue lo que pasó. Ni más ni menos.
Cuando la ansiedad hace presa de tus emociones es difícil controlar ciertos aspectos del juego que luego te pasan factura cuando quieres hacer frente a la realidad que se te viene encima. 
Los partidos de baloncesto que se mueven en tanteos igualados son un excelente caldo de cultivo para que puedan ser determinante unas faltas que nadie ve y se van sumando de cara a la recta final, una técnica al entrenador por un gesto que si quieres podría pasar desapercibido o cualquier otro detalle que cuando te vienes a dar cuenta pesan como una losa en un final apretado. También es verdad que un equipo de esta categoría no se puede permitir el lujo de errar diez tiros libres y terminar con solo un 57% de acierto desde esa línea, también es cierto que nadie puede entender como Dewar tras desatascar a su equipo con un triple a mediados del último cuarto luego pueda lanzar y anotar dos más en el tramo final completamente solo porque su defensor, un especialista defensivo según parece, esté hundido en unas ayudas demasiado largas que no se necesitaban en absoluto, y seguramente tampoco son demasiado lógicos los errores tan claros en los minutos más importantes de jugadores a los que se les presume una experiencia y una calidad contrastada, pero tengo que decir, porque lo he vivido en mis carnes, que cuando entras en esa voragine de ansiedad y frustración cualquier cosa es posible.
Ahora toca remar contra la corriente, que es fuerte y viene de muchos sitios diferentes, ir a Madrid a intentar hacer una hombrada frente a los hombres de Pablo Laso, solo el Gescrap Bilbao lo ha hecho esta temporada, y si no fuese posible amarrarse bien los machos para ganar al Manresa y al Estudiantes en las dos últimas jornadas. Si nos dejan, claro está.

Hasta aquí lo que mañana espero que salga la La Verdad en la que como siempre doy un punto de vista diferente al propio de lo que pueda ser una crónica del partido. Para eso están los profesionales del periodismo que seguramente serán mucho más objetivos que yo.
Del partido hay muchas más cosas que contar pues un encuentro que llega empatado a falta de poco más de seis segundos da para mucho, pero hay cosas que son muy difíciles de transcribir cuando se sienten de la manera que yo las siento. 
El listo de turno, un habitual en estos quehaceres del silbato, tras hacer un trabajo fino y elegante en los dos primeros cuartos dejó a sus compañeros que se metieran en la boca del lobo en la segunda parte de forma muy hábil y entre uno que pesa 20 kilos de más de los que se le pueden pedir a un profesional y otro que cada año que pasa es más timorato, terminaron por decidir un partido que podía haber ganado cualquiera de los dos si hubiese ido por su cauce natural. Los errores en los lanzamientos liberados y en los tiros libres eran un factor que se compensaba muchas veces por el mal juego del Lucentum que solo encontró a Pedro Llompart en los minutos finales y al que acompañó de forma sobresaliente un Dewar al que Jordi Grimau dejó muy solo en sus dos últimos triples. Tampoco la lectura del juego en los momentos más difíciles del partido era la más correcta por parte de los directores del juego locales, pero eso ya había pasado antes y se había solventado con defensa y el aplomo del resto que en esta ocasión tampoco apareció.
Ahora toca jugar a la épica y me parece que la situación se pone muy complicada pues parece, y digo parece para que alguno no se equivoque, que efectivamente hay muchos interesados en que el Estudiantes, un histórico del baloncesto español venido a menos y agobiado por las deudas, no baje de categoría y pueda desaparecer pues eso llevaría seguramente que alguien se tenga que hacer responsable subsidiario de todo lo que deben los madrileños, que es mucho, y eso por lo que comentan algunos es algo a tener muy en cuenta.
Por cierto que el domingo próximo el Asefa Estudiantes jugará en la pista del Assignia Manresa y será televisado por las autonómicas a las 12,15 horas, luego, un poco más tarde, y por la misma plataforma de las televisiones regionales podremos ver al Ucam Murcia jugar con el Real Madrid desde las 17,00 horas.

miércoles, abril 25, 2012

NO VA MÁS...


Esta mañana repasaba el correo y el facebook antes de ponerme a trabajar y me encontré que un buen amigo de Tenerife, Carlos Elorrieta, había subido esta canción, No Va Más, de Carlos Goñi y su grupo Revolver que me parecía perfecta para dar la entradilla y el final, a las ideas que hoy aportaré en mi entrada de miércoles. Alguno podría pensar que este no va más podría ser por la semana horrible que suman los aficionados al Barça y nada más lejos de la realidad, el fútbol no me quita el sueño ni me hace perder el tiempo acordándome de esos que tantas risas han explotado en los últimos tiempos. Paso el rato, me divierto o no, dependiendo de lo que veo y ahí termina mi relación con el llamado deporte rey, el resto me importa un bledo, aunque reconozco que a veces sirve para echarte unas risas y pasar un buen rato de conversación con los amigos más "furgoleros" que suelen ser mucho más vehementes que yo en estos casos.

Este no va más es por muchas otras cosas que nos vamos a encontrar estos días. Por ejemplo es el caso del Blancos de Rueda de Valladolid que hoy juega en Las Palmas frente al Gran Canaria 2014 y si no gana estará descendido de forma matemática pues ahora está a cuatro victorias de la salvación a falta de cuatro jornadas y de perder los números estarían más que claros. También puede ser el no va más para el Asefa Estudiantes si no es capaz de ganar esta noche al Blusens Monbus Obradoiro, pues si perdiese frente a los gallegos en este partido, las distancias de dos encuentros con algunos podrían pasar a ser tres a falta de tres jornadas y solo una victoria de los otros o una derrota propia los podría colocar matemáticamente en Leb Oro el próximo domingo. En la ida de Santiago el equipo que entrena Moncho Fernández ganó solo de tres puntos y perder en Madrid por más de esos tres puntos también los colocaría en filo de la navaja si sus acompañantes de hoy con once victorias, son capaces de ganar en esta jornada, por lo que aparentemente es otro partido de auténtica tensión e importancia. Ambos se juegan esta noche, el Gran Canaria 2014 arranca a las 19,00 horas, hora canaria, y televisado por las autonómicas de Canarias y Castilla León, mientras que en Madrid el Asefa Estudiantes juega a las 19,30 horas sin seguimiento televisivo.


Sin llegar a ese nivel de no va más se podría considerar el partido de mañana en Murcia, todavía quedarían dos partidos asequibles, pero está claro que todos los que queremos baloncesto de primer nivel en Murcia y sentimos al club como algo nuestro deseamos que termine cuanto antes esta incertidumbre de la permanencia. 
El Lucentum está situado en una situación de privilegio en este momento con 16 victorias en el puesto octavo que da derecho a jugar las eliminatorias por el título, también es verdad que en esta segunda vuelta los de Txus Vidorreta solo han sumado cuatro victorias pues terminaron la primera con 12 triunfos en quinta posición, pero eso da lo mismo pues el equipo alicantino tiene que justificar muchas cosas para poder sobrevivir en esta liga profesional y sus jugadores son muy conscientes de ello. Una ayuda deportiva a esa dura justificación económica les puede resultar importante y estoy seguro de que esa plantilla tiene las ideas muy claras a ese respecto. Ya lo dije en mi anterior entrada, el control sobre Pedro Llompart se me antoja fundamental, teniendo en cuenta que la lucha cerca del aro debe estar igualada entre Barnes, Ivanov, Kone y Mario Sojic frente a Barlow, James Augustine, Sekulic y Guillermo Rejón, sabiendo además que en los puestos exteriores el Ucam Murcia puede ser superior con el poder ofensivo de Ime Udoka, Quincy Douby, Jordi Grimau, Miso, Jasen y Sergio Pérez al compararlo con Dewar, Tyrone Ellis, Rautins y Alex Urtasum, o eso al menos es a mi lo que me parece. Mañana en horario de cena, 21,45 horas, por la transmisión de las autonómicas murciana y valenciana, saldremos de dudas.


Otro no va más es el que jugarán los juniors murcianos en Torre Pacheco este próximo fin de semana. Tras muchos tiras y aflojas, dimes y diretes, ceses y llegadas, victorias y derrotas, llega el momento de la verdad con la final a cuatro que dará el representante de Murcia en el próximo Campeonato de España Junior
En esa fase final estará casi todos los mejores jugadores de la categoría, pero se han quedado fuera los juniors de primer año de Caravaca, Carlos Sáez, Pozo y Romera, junto al cadete Edu Sánchez por el lado de la eliminatoria con el Ucam Murcia, mientras que el emergente pívot lorquino del 95 Antonio José Morales junto a Pablo Moreno no pudieron con el buen grupo de Maristas. En Molina este año no tenía un jugador del nivel de Adrián Méndez que marcara las diferencias con el resto como la temporada pasada y el buen quehacer de JJ Vicente, Edu Aracil y Quique Navarro no pudieron por muy poco dejar fuera de la final al equipo que siempre puede ser aspirante al título, el CB Archena. Por último el AD Infante que entrenaba el murciano José Alberto Egea no se rindió nunca en su eliminatoria frente a Capuchinos y tampoco se verá la evolución de jugadores como Juan Gil de la Encarnación, Álvaro Bernal, Óscar Méndez  y Álvaro Urrutia todos ellos del 95 pues la combinación de primer y segundo año en Capuchinos ha sumado mucho más en esa eliminatoria de cuartos.

Tampoco estará Joel García, lesionado como ya hemos comentado, que por méritos propios se había convertido en el referente ofensivo de esa generación del 95 que desde hace tiempo parece y creo que supera a la del 94. 
Su baja puede ser un arma de doble filo ante cualquiera de sus rivales, pues si por un lado es una espléndida oportunidad para que el resto de sus compañeros demuestre el nivel que se les presume, por otro lado Joel siempre ha sido quien les ha sacado de los pocos atolladeros que se han encontrado en su camino con lo que si se ponen los partidos complicado veremos quien será capaz de dar el do de pecho. Otro que parece que pude ser baja en el Ucam Murcia es el base Andrés Carrillo, el de Alcantarilla no tuvo suerte la temporada pasada y una lesión en la rodilla lo dejó fuera del Campeonato de España de Selecciones Autonómicas Cadetes donde hubiese estado con toda seguridad y ahora parece que una nueva lesión en la misma zona puede condicionar su presencia este fin de semana. Sin entrar en más historias y valoraciones son bajas que de una manera u otra se podrían notar.

Los que si estarán son conocidos por todos los que siguen el día a día del baloncesto murciano, en el Ucam Murcia su buena generación del 95 aderezada con el excelente alero Carlos Toledo y el duro ala-pívot Antonio Pujante, ambos de 94, más los polivalentes cadetes Juan Toledo y Juan Oliva como alternativas de sus posibles lesionados. 
Nadie tiene dos interiores de la calidad de Manu Sánchez y Darío Sarrías con lo que me imagino que basarán su juego en dominar el interior de las zonas. A ellos se les complementa muy bien la calidad física y técnica de Aarón Sáez, Samuel Vicente y David Saura, llegando la hora de la verdad en la dirección para David Lucas y Álvaro Gómez, jugadores en los que pesará la responsabilidad de saber llevar esa teórica superioridad que se les supone a buen puerto. 
Otra cosa que no sea ganar el título junior, independientemente de las lesiones, sería un auténtico fracaso para el grupo que entrena Javier Muñoz, donde todos sus jugadores, sin excepción, han jugado en las diferentes selecciones autonómicas, infantiles y/o cadetes.

El segundo en las apuestas es el CB Archena que tendra en el CB Maristas un difícil rival en semifinales como ya lo fue en cuartos de final el Molina Basket
Ya lo he escrito anteriormente este equipo de Archena ganó su campeonato infantil autonómico y terminó segundo en el año correspondiente a su temporada cadete, es un grupo básicamente formado por jugadores del 94 y donde sus refuerzos del 95, Pedro Moreno y Víctor Torregrosa serán bajas por lesión. En este equipo que desde enero dirige el joven Darío Saorín destacan el base Álvaro Yagües, el polivalente Francis Lorente, los aleros Dani y Álvaro Pay, más el todo terreno Salva Vidal, un grupo bastante justo pero donde el resto del grupo sabe aportar cosas positivas para aprovechar el carácter y la experiencia de sus mejores hombres. Lo pasaron mal frente al Molina Basket pero tengo claro, por que los conozco desde que eran unos niños, que ahora se convertirán en un fiero adversario para cualquier equipo.
Tras los dos máximos favoritos están el CB Maristas y el CB Capuchinos que entrena y dirige Joaquín López
El equipo de Maristas se ha reforzado con algunos jugadores que vienen del Ucam Murcia y a los ya conocidos Fernando Hurtado, su máximo exponente, Alberto Ballesta, Mariano Espín y Sergio Rodríguez se les han unido entre otros Vicente García y Alberto Pujante, que les han hecho ganar consistencia en su rotación con Javier López y Eduardo Artigas. A todos estos hay que sumar a la torre de esta fase final, el pívot Álvaro Zapata con sus 2.05, con lo que el CB Maristas será un duro hueso de roer en semifinales para el CB Archena.
El otro semifinalista que tiene el cruce más difícil con el Ucam Murcia, el CB Capuchinos, ha ido de menos a más en esta liga y si bien han perdido jugadores como Carlos Muñoz o Alfonso Quiñonero por diversos motivos,  eso ha supuesto que los cadetes Guillermo González y Rodrigo Escolano pasen a tener un protagonismo importante que sumado a la experiencia de Alberto Garcia, Joaquín Sánchez y Antonio G. Parra, sus jugadores más determinantes de último año, más la calidad de Sergio López y Juan Rubio, sus mejores cadetes del 95 junto a Álvaro Rosa y Antonio Almagro, los convierte en un grupo temible a los que yo hubiese incorporado a Carlos Rodríguez, un auténtico baluarte de su equipo cadete y que sin ninguna duda los hubiese ayudado mucho en esta recta final. 
Ahora es, como dice el título de la entrada, el no va mas...


Para terminar esta entrada con otra cosa importante de baloncesto y que si que espero que vaya a más, es para comentar que en los próximos días el Director Técnico del Campus de la FBRM, Quini García que además es Presidente de la AMEBA, empezará a promocionar por los diferentes clubes de la Región como casi todos los años el campus que organiza esta federación.. 
Esta es la VII edición en este formato, el Campus de Verano que como cada año tratamos de sacar adelante como una actividad técnica más de la federación y en la que nos complace ver cada año a un buen número de jugadores y jugadoras que luego terminan siendo integrantes de las diferentes selecciones autonómicas desde minibasket hasta cadetes. Este año en el que parece que los campus de verano dedicados al baloncesto florecen como la crisis que nos azota, sería un auténtico éxito en todos los sentidos movernos en los mismos números de participantes en los que nos hemos movido en los dos últimos años, más de 200 participantes en cada una de las dos últimas ediciones, por lo que creemos que la participación activa de los que han venido estos últimos años nos ayudará a seguir siendo unos referentes en estas actividades. A mi, particularmente, me encantaría poder trabajar con esos jugadores a los que he entrenado en las últimas ediciones de selecciones cadetes y disfrutar del baloncesto en su más pura esencia.


Como decía al principio una canción con mensaje, No Va Más, del grupo Revolver que lidera Carlos Goñi, un auténtico himno en muchos sentidos. Revolver no son mis preferidos, ya lo he comentado otras veces, pero esta canción como otras de este grupo, son muy buenas pase el tiempo que pase.

martes, abril 24, 2012

SEMANA TREPIDANTE

De aquellas curvas que escribía hace una par de días vienen estas rectas que tenemos en estas dos semanas y que se podría comparar con aquel viejo refrán de aquellos polvos vienen estos lodos. Tras una semana intensa y fin de semana aún mas, en la que encima fui hasta capaz de tragarme el famoso clásico del sábado con Fabio Coentrao en el paquete de todo incluido y victoria de los míos, con la que no contaba por cierto. 
Creo que mi cuerpo terminó siendo afectado de alguna manera y ayer lunes cuando corría mis primeros cinco kilómetros noté el famoso efecto de la pedrada en el gemelo de la pierna izquierda. 
Como no era la primera pedrada que me dan ni tan poco la primera rotura de fibras que tengo en esa zona, intenté parar de correr sin darme cuenta que la cinta en la que corría ya marcaba 12 kilómetros por hora y a punto de darme un porrazo de categoría dejándome los dientes en el camino, con lo que tras un esfuerzo algo mayor sobre una sola pierna, tipo funambulista, logré parar la maldita máquina y dejar de centrar todas las miradas de la sala de cardio que me tenían como referencia en ese momento. Ya he pasado por el fisioterapeuta, es la ventaja de tenerlo en el trabajo, y tras el hielo pertinente y la prescripción de descanso habrá que esperar un par de días para saber el alcance exacto de la rotura de fibras de ese gemelo en la perna izquierda. Solo tengo claro que en el momento en que pueda caminar con cierta normalidad volverá al gimnasio, no quiero perder esta oportunidad que me he vuelto a dar y supongo que será el momento de hacer otras cosas hasta que esa pierna esté en perfectas condiciones de ponerla en marcha otra vez.

Esta semana hay poco tiempo para hacer muchas cosas pues martes y miércoles tenemos de nuevo Champion League que es como decir que hay misa obligatoria de domingo hace 40 años, luego el jueves por la noche viene ese Lucentum de Alicante que pelea por un puesto de play off por el título para refrendar su posición de cara a los que quieren eliminar la supervivencia de ese club en el ámbito profesional, con lo que nadie debe de pensar que será un partido fácil, ni mucho menos. En la primera vuelta ya se estuvo muy cerca de ganar en ese Centro de Tecnificación en el que juega el Lucentum en Alicante pero solo la mala dinámica en la que se encontraba entonces este Ucam Murcia le impidió ganar a un equipo que por aquel entonces ganaba hasta sin querer. Ahora la situación ha cambiado mucho, los de Vidorreta están en una línea más normal que en la primera vuelta, mezclan victorias y derrotas con cierta lógica, y los de Quintana tampoco son lo que eran pues si de algo se puede presumir es de ser un equipo muy sólido en el Palacio de Deportes de Murcia. Esta jornada de entre semana tiene un Asefa Estudiantes frente al Blusens Monbus en Madrid mañana miércoles a las 19,30 horas que puede marcar la hoja de ruta para ambos de cara a los tres siguientes que quedan pues en caso de ganar los madrileños seguirán pensando en salvarse y en caso de victoria de los gallegos, el equipo estudiantil de Trifón Poch quedaría contra las cuerdas de forma casi definitiva. En la Web de la ACB hay un excelente reportaje sobre la situación de los implicados en el posible descenso con los partidos pendientes y los números a nivel de basket-average entre unos y otros que explica muy bien Pablo Malo de Molina.

El Ucam Murcia quiere llenar el Palacio de Deportes el próximo jueves y sus gestores siguen en esa línea a la que empiezan a tenernos acostumbrados organizando una fiesta previa al partido con algunos de sus colaboradores habituales. Si el partido se juega a la inusual hora de las 21,45 horas, el club organiza desde las 20,00 horas una fiesta en el exterior del Palacio con cerveza y cena incluida, además de regalar una entrada extra a todos los abonados y poner unas entradas muy económicas para todos los universitarios. Está claro que ideas no les faltan y eso es muy importante para un club que está cumpliendo al día con sus compromisos a base de trabajo y de ideas ingeniosas que hacen sumar ingresos a un club que estaba muy poco acostumbrado a tener ingresos atípicos. Y se muy bien lo que digo.
La recuperación de Quincy Douby, que no jugó en Vitoria por enfermedad, y el sólido juego del resto del equipo necesitan jugar con ese espíritu que han mostrado en las últimas semanas para ganar a un Lucentum que tiene un grupo muy definido y con los papeles muy bien repartidos bajo la dirección de un jugador que jugó hace unos años en Murcia cedido por el entonces Pamesa Valencia y que ahora ha llegado a su punto perfecto de maduración, Pedro Llompart. El base mallorquín ahora tiene 30 años y no se parece en nada al que jugó en Leb 1 en la temporada 99/00 con 19 años, ahora sabe muy bien lo que tiene que hacer en cada momento y sus decisiones son las que marcan el juego de los alicantinos. Además de Pedro Llompart, 9 puntos de media y 11,7 de valoración, el juego del Lucentum se sustenta en los puntos y en los rebotes del búlgaro Kaloyan Ivanov, 12,5 puntos y 7,7 rebotes para 17,8 de valoración, del pívot Lamont Barnes, que jugó muy bien en Murcia y que ahora promedia 8,5 puntos y 5,7 rebotes, y del alero americano con pasaporte francés Benjamin Dewar que suma 9,2 puntos de media en casi 30 minutos por partido. Creo, desde fuera que es muy fácil analizarlo, que el control sobre Pedro Llompart es la clave para ganar este partido tan importante.


Para terminar una canción mágica de Loreena McKennit a la que el pasado domingo se le pudo oír en el Auditorio Víctor Villegas de Murcia. Loreena es una cantante canadiense que está consagrada como una de las cantantes más importantes de la música celta, tiene muchas grandes canciones y bandas sonoras, este The Mummers´ Dance o El Baile de las Máscaras en castellano es un tema que suena igual de maravillosa que hace 15 años cuando se publicó en 1997 en el disco The Book of Secrets.

lunes, abril 23, 2012

EL CAMINO DE LOS JUNIORS

Esta entrada es para contar un poco por encima lo que ha pasado este fin de semana con nuestros juniors. Yo la semana la he empezado solo regular, por no decir mal, pues esta mañana me ha dado un pinchazo corriendo en la pierna izquierda y me parece que tendré que estar parado una temporadita, espero que poca. Ya hay campeonas juniors pues no ha sido necesario jugarse el tercer partido y en masculinos todo está dispuesto para la final a cuatro del próximo fin de semana.
El viernes me acerque a Zarandona a ver el partido de cuartos de final de juniors masculinos entre el Ucam Murcia y el CB Caravaca. El resultado del partido de ida, 45 a 60, y la igualdad entre ambos en ese encuentro me hacía atractivo el ver en vivo la evolución de un montón de jugadores que han jugado conmigo en las selecciones infantil o cadete en los últimos años. La verdad es que si en Caravaca los locales estuvieron muchos minutos en el partido y solo en la recta final del partido se escapó el Ucam Murcia, en esta ocasión hubo poco partido ante la poca resistencia puesta por los visitantes y por el buen juego mostrado por los locales en los primeros minutos que dejaron el partido sentenciado mucho antes de llegar al descanso.
En los visitantes solo el cadete Edu Sánchez mostró el nivel que se le presume, mientras que Sergio Pozo y Carlos Sáez solo tuvieron destellos a cuentagotas gracias al trabajo defensivo de los exteriores de Javier Muñoz. En el Ucam Murcia un par de malas noticias para empezar, la primera es la lesión de Joel García, que no jugó, que parece ya ha terminado la temporada por una lesión que le recomienda descanso durante unos meses y no jugará ese tramo tan importante. Otra lesión fue la de Andrés Carrillo, el base de Alcantarilla empezó muy bien el partido pero notó molestias en una de sus rodillas y no volvió a la pista. El resto del Ucam jugó un buen partido apoyados en un buen trabajo defensivo y casi todos, incluidos los cadetes Oliva y Toledo, se repartieron minutos en una amplia rotación que les permitió las diferencias que se iban abriendo en el marcador. 
Buena dirección de Álvaro Gómez y David Lucas en la pista, todos sus aleros se repartieron los minutos dando mucha presión en las líneas de pase y los hermanos Toledo, Carlos y Juan, David Saura, Samu Vicente y Juan Oliva, ademas anotaron con facilidad en el contrataque o en situaciones de rebote ofensivo. Si a lo anterior se suma los centímetros y el juego cerca de los aros de Manu Sánchez, Darío Sarrías y Aarón Sáez, las diferencias se hicieron cada vez más grandes para los caravaqueños que terminaron perdiendo 81 a 35.  Ahora les queda jugar con Capuchinos la semifinal para meterse en la finalísima junior autonómica para recuperar el título que perdieron la temporada pasada con Molina Basket
El CB Capuchinos de Juan Rubio, Sergio López, Joaquín Sánchez, Antonio García, Antonio Almagro, Alberto García, Pablo Martínez, Álvaro Rosa y los cadetes Rodrigo Escolano y Guille González, entre otros, que entrena Joaquín López, volvieron a ganar al AD Infante en el pabellón de Casillas, 64 a 49, y ahora se jugarán esa semifinal frente al máximo favorito al título.

Por el otro lado de la eliminatoria hacia la final a cuatro de Torre Pacheco, el Maristas ganó a los lorquinos del Eliocroca con un apretado 64 a 59 tras el empate a 60 del partido de ida en Lorca. El CB Archena remontó los 6 puntos que llevaba el Molina Basket del partido de ida, 56 a 50, y con un más que apretado 64 a 56 se clasificó para esa final a cuatro en la que partían como alternativa al título tras su campeonato infantil y su 2º puesto en cadetes con la generación de nacidos en 1994. Ahora el grupo que lidera en la pista Álvaro Yagües y en el banquillo Darío Saorín con Salva, Francis, Dani, Álvaro Pay y compañía... se jugará su puesto en la final con el CB Maristas. En la entrada anterior el archenero "josea" nos deja un comentario de como se vivió el partido en el pabellón municipal de Archena. Los de Darío Saorín han sabido recuperar en la pista la confianza que muchos habíamos perdido en ellos y ahora se presentan como alternativa seria al título junior teniendo en cuenta las bajas del Ucam Murcia y su irregularidad demostrada en Caravaca donde sufrieron más de lo debido para llevarse el primer partido de la eliminatoria de cuartos de final.
El próximo sábado en el Pabellón Luis Manzanares de Torre Pacheco las semifinales con el partido entre CB Archena y CB Maristas a las 10,00 horas y el del Ucam Murcia frente al CB Capuchinos a las 12,00 horas, al día siguiente, el domingo 29, a las 10,00 el partido por el tercer puesto y a las  12,00 horas la gran final junior masculina. El pabellón está situado en la Avenida del mismo nombre que el pabellón, Luis Manzanares, de la localidad de Torre Pacheco.

A nivel de femeninos ya tenemos campeonas pues el CB Jairis no perdió su oportunidad y se proclamó campeón en el segundo partido de la eliminatoria tras haber ganado el pasado fin de semana en Cartagena. Las de Josema Castro en un pabellón abarrotado de gente supieron aguantar la presión ambiental y tras ir muchos minutos por debajo en le marcador le dieron la vuelta al resultado en el tramo final del partido y se impusieron a un CB Cartagena que volvió a luchar al límite de sus posibilidades y que no supo aguantar el resultado ni su condición de favoritas en esta final que ganó el equipo que jugó con menos presión y que se clasificó para ella en la última jornada aprovechando el traspié de las favoritas de Capuchinos. Excelente trabajo de Josema Castro Belmonte, un entrenador superior que además es licenciado en CAFD y que sale de la cantera del CB Murcia donde jugó antes de empezar a entrenar, enhorabuena a él y a su grupo de chicas, a las que algunas he visto crecer en los campus de verano desde hace muchos años que encabezan Alicia Sola, la cadete Isa Latorre, Miriam Riquelme, Ana María Ortega y resto de compañeras que han logrado clasificarse para la fase final del Campeonato de España.

Un poco de música buena para terminar esta entrada con Chris Cornell y su Part Of Me en un vídeo muy sugerente en el que además le acompaña Timbaland. Espero que os guste.