martes, marzo 05, 2013

REFLEXIÓN EN PRIMERA PERSONA

La lluvia suele ser buena compañera para reflexionar y leer, hoy y sin tener intención de hacer una recopilación demasiado generosa de célebres frases de Oscar Wilde se me ocurren unas cuantas de ellas que pueden venir muy bien para abrir esta entrada. 
Seguramente cuando decía aquello de que "No existen más que dos reglas: para escribir: Tener algo que decir y decirlo" tenía toda la razón del mundo, por muy banal y superficial que suene. A mi hay muchas de sus citas o frases que me gustan mucho, la primera sería aquella que dice: "Hay solamente una cosa en el mundo peor que hablen de ti, y es que no hablen de ti". Que para empezar o continuar no está nada mal. Otra frase que me gusta mucho es aquella de "Cada impresión producida crea un enemigo. Para ser popular hay que ser una mediocridad"Evidentemente tiene más razón que un santo y él, controvertido personaje, de santo tenía más bien poco. Incluso terminando esta especie de prólogo dedicado al insigne dramaturgo irlandés no se me ocurre mejor final que aquel que decía: "Perdona siempre a tu enemigo. No hay nada que le enfurezca más." Aunque sin olvidarme de que  "La vida es demasiado importante para tomársela en serio", y con ésta termino la introducción.
El baloncesto si que me lo he tonado en serio, aunque alguno pueda pensar lo contrario, pues ha sido mi "modus vivendi" durante muchos años y seguramente mi mayor defecto es tomarme muy en serio las cosas en las que puedo influir por mor de mi esfuerzo o de mi trabajo, y el baloncesto, sin ninguna duda, ha sido y es una de ellas. Primero en mi tierra de nacimiento, donde están parte de los míos y de donde me corre la sangre como me corre, por empinadas pendientes como si subiese al Padre Teide una vez más. 
Allí mi vida transcurrió entre mi familia, mis amigos, mis estudios de Medicina y "mi" baloncesto, y esto último lo entrecomillo porque esa forma de entenderlo como algo muy mío me ha permitido vivir una vida llena de intensidad. 
Tras los los primeros pinitos en el baloncesto de base de la isla, como todo hijo de vecino, pasé casi diez años en el mismo club, el RC Náutico de Tenerife, al que llegué en la temporada 77-78, hasta que me vine a Murcia en la 86-87. Aquella fue mi casa para lo bueno y para lo malo, ellos me permitieron dar el salto al vacío del baloncesto profesional muy pronto, solo tenía 24 años cuando debuté como entrenador en la máxima categoría del baloncesto y por culpa de ellos, también aparqué mis estudios de Medicina en una segunda planta a la que casi no llego si me descuido. Luego, sin apenas preocuparme de ello, y gracias a la intervención de algunos, a los que siempre estaré agradecido, que tenían ganas de hacer sitio en el primer plano del baloncesto de la isla me llegó la opción de venir a Murcia a ejercer simplemente como entrenador de baloncesto.
Tras una larga estancia en esta tierra generosa creo que he cumplido, por lo menos hasta ahora lo he intentado, el papel que el destino me ha deparado en relación con "mi" baloncesto y la forma en que yo lo entiendo. 
He participado de lleno en la transformación de un club que empezaba su camino, a finales de 1986, en este tortuoso mundo de una ciudad volcada para y por el fútbol, el Juver Basket, en una sociedad anónima deportiva hoy bastante consolidada en el baloncesto nacional, CB Murcia SAD, participando en casi todos los puestos de gestión deportiva: entrenador profesional, entrenador de cantera, director deportivo, director de cantera, aficionado, accionista e incluso presidente ocasional por unos meses, por aquello tan murciano de mezclar la familia en las cosas del trabajo. 
He sido co-fundador de otro club en la capital de esta Región porque en aquel momento, en el paso de convertirse en club, yo estaba integrado como padre en todos los aspectos en las actividades deportivas del Colegio San Buenaventura que dio origen al CB Capuchinos, uno de los mejores, durante más de una década y hasta hoy, en el trabajo de formación de los más jóvenes, chicos y chicas. 
En el CB Capuchinos y en aquella época en el Colegio hasta pusimos canastas de Juver para regenerar una afición que durante años había estado oculta en un colegio con amplia tradición en el baloncesto. Allí he entrenado desde la escuela y además dirigí en esa primera época toda su estructura deportiva de lo que me siento muy orgulloso.
Incluso el llevar tanto tiempo me ha permitido estar en tres etapas muy diferentes y fantásticas cada una de ellas en el CB Archena entrenando al Balneario de Archena, trabajando con grandes plantillas a nivel humano y deportivo además de tener a unos directivos volcados con su equipo y con cada entrenamiento o partido que jugábamos. Con dos fases de ascenso incluidas y un título nacional de Copa que creo, modestamente, que no está nada mal para la historia del club archenero, al que siempre llevaré en mi corazón y le estaré agradecido por esas oportunidades porque mi trabajo allí siempre sirvió para reivindicarme como entrenador y como trampolín de mejora.
Ahora, y desde hace unos años, mantengo una relación muy íntima y muy formal con nuestra Federación de Baloncesto de la Región de Murcia, en la que tengo el papel de Director Deportivo responsable de las selecciones autonómicas, jornadas de tecnificación con jugadores de primer año y del apartado de entrenadores, con los cursos incluidos, además de dar mi opinión cuando se me pide, en otros aspectos como pueden ser tipo de competiciones o ligas. 
Está claro que antes no perdía el tiempo y ahora, con 56 años cumplidos, trato de mantenerme lo más activo posible en este tiempo lleno de dureza e incertidumbre. Saber que ocurrirá mañana, o pasado mañana, está lejos de mi alcance de influencia, pero si tengo claro que trabajando duro y seriamente mi espacio y mi tiempo en el baloncesto no ha terminado, o al menos es lo que me gusta a mi pensar al respecto.
Se me ha ocurrido hacer, en ese poco tiempo libre que me deja mi trabajo, un álbum de imágenes abierto al público en Picasa y también en Google + de equipos y jugadores que desde la temporada 74-75, hace casi la friolera de 40 años, hasta la actualidad he entrenado y dirigido. Como es abierto a todo el mundo también me gustaría recibir más fotos de amigos, jugadores y aficionados que pueden haber guardado durante todo este tiempo, que es mucho. Ahora mismo acumulo más de 370 fotos ordenadas y organizadas de la mejor forma posible, algunas son de más calidad que otras y las hay en blanco y negro, normales en la época que se hicieron, y en color.  Es un bricolaje, como la imagen de la derecha, muy artesanal y muy personal pero muy poco íntimo al ser abierto a todo el mundo, la idea es sumar el máximo número de imágenes relacionadas con esta casi cuarentena de años de baloncesto para disfrutar de ellas y de los recuerdos que conllevan.

Creo que la canción de Ed Sheeran, The A Team, o El Equipo A en castellano, es un tema que viene al pelo a esta entrada por aquello de este final lleno de recuerdos en un álbum de años y equipos. Ed Sheeran es un cantante inglés que desde hace unos años se ha hecho un espacio importante en la música de su país.

5 comentarios:

Bienve gh dijo...

Gracias , muy enriquecedor .

José Felipe Coello Fariña dijo...

Gracias a ti por leerlo y comentarlo.
Me gusta que te parezca enriquecedor aunque sea una perspectiva seguramente muy poco objetiva.
Un cordial saludo.

FERNANDO dijo...

Que cantidad de fotos..... cuantos recuerdos!!.......lógicamente, por la parte familiar que a mí me toca muy directamente, me quedo con las fotos que corresponden digamos a la primera época, la del inicio de esta historia, la de la A.D. Júver Básket Murcia.......... Mi padre, que todavía tengo la sensación que después de fundar y presidir durante 30 larguísimos años (1956-1986) la entonces Federación Murciana de Baloncesto, creo que llegó a pensar que "su" Federación era para siempre, pero llegó el momento que, el devenir del tiempo, dictó lo contrario y tuvo que dejar en otras manos la federación, aunque yo aún recuerdo perfectamente la alegría, la inmensa alegría que supuso para mi padre la invitación de Juan Valverde para que se incorporase al organigrama directivo de aquella entrañable A.D. Júver Básket, a decir verdad, eran otros tiempos, otras formas....

José Felipe Coello Fariña dijo...

Gracias por tu comentario Fernando, me acuerdo muy bien que a los pocos días de llegar a Murcia conocí a tu padre al que se le rendía un homenaje al dejar la presidencia de la FBRM. Aquel día se incorporaba además como directivo encargado de las categorías inferiores del entonces Juver Murcia. Guardo un gran recuerdo de un hombre que amaba al baloncesto con locura. Un abrazo para ti y otro para Manolo, allá donde esté, que seguro que será con los buenos.
PD: Subiré alguna foto donde está él, seguro que te gustará.

ricard dijo...

Enhorabuena ,por ponerte a organizar los recuerdos , yo empecé hace unos meses...y es una tarea ardua pero muy gratificante ,sobre todo cuando te encuentras fotos de queridos familiares y amigos que ya nos dejaron...un homenaje a los que nos acompañan en este trayecto ...lamado vida.
Un abrazo Felipe