viernes, noviembre 25, 2011

LUZ Y BALONCESTO

Parece que sale el sol y he vuelto a ver la luz al final del camino. Estaba claro, creo, que los que más me conocen sabían muy bien que pasaba un trance un tanto delicado, son las cosas que tiene el momento que vivimos, pero parece que con la salida del sol por el horizonte se han conjurado los hados para que pueda mirar al futuro con más optimismo.
Hoy viernes era un día bastante especial pues si las cosas hubiesen ido de otra manera en todos los aspectos, hoy debería haber estado en Tenerife y comiéndome una paellita al mediodía en San Andrés con mis compañeros de promoción del colegio en las Escuelas Pias, la foto del colegio es de mayo de 1964 y no doy más pistas, y luego una cena con la gente del baloncesto del colegio que coincidimos con el Padre Montenegro por la noche.
Eran dos motivos más que suficientes para sumados a estar unas horas con mis hermanos disfrutar de mi isla, de mis orígenes, de mis amigos del colegio y de la gente con la que empecé a soñar que el baloncesto podía ser una forma de vida. Al final me he quedado en casa, mi corazón estará con ellos, primero en casa de mis padres con mis dos hermanos, luego en San Andrés y por último en esa noche de Santa Cruz, ellos lo saben. Es curioso tenía una sensación un tanto extraña de volver a Tenerife por primera vez desde que mis padres faltan y cuando había superado esa evocación recordando los momentos vividos y lo lejos y cerca al mismo tiempo que aparecen ahora dependiendo del momento y de las circunstancias. Deben ser cosas de la edad que no perdona.

Esta semana dentro de las dificultades reseñadas a nivel personal he cambiado un poco mis hábitos en busca de encontrar esa luz que me diera algo más de fuerza para afrontar los problemas con una actitud más dinámica y positiva. Encima tenía una sobrecarga de caballo en las dos piernas por culpa de los 30 kilómetros que corrí en poco menos de cuatro días, por eso esta semana he cambiado la cinta de correr por clases de spinning, se me cargaban algo menos mis gemelos y de paso le echaba un vistazo en primera persona a uno de los servicios más solicitados en nuestro centro deportivo. Me he divertido, he sudado y encima en esos 45 minutos de subidas y bajadas con la música de fondo a todo pistón he desconectado absolutamente de todo. Ahora entiendo como las 50 bicis que tenemos en la sala de spinning se agotan en cada clase dirigida, los monitores son el valor más seguro de esta instalación.

El baloncesto sigue su marcha imparable y envolvente, ayer noche reunión con los clubes de nuestra federación para dar la forma adecuada a esa competición benjamín mixta que cada año suma más equipos. Este año hay 37 equipo inscritos que se dividirán en grupos de 6, alguno fallará, que unos jugarán por el método tradicional de liguilla jugando cada jornada en casa y fuera, mientras otros jugarán por jornadas de concentración de todos los equipos del grupo. A mi personalmente me gustaba mucho más esta proposición que hizo el gran Marcos Molina, grande por el tamaño y por lo amigo de sus amigos que es, en representación del CB Capuchinos.
En la reunión, donde fueron representantes de la mayoría de equipos participantes me reencontré después de 23 años con Alfredo Aranda.
Alfredo es un riojano de Logroño que jugó como base titular en el Juver Murcia la temporada 87/88, el número 7 de la foto de equipo de mi segunda temporada en Murcia, y que tras un grave accidente de tráfico cuando aquella temporada terminaba y que nos dejó sin sus servicios para jugar el primer play off de ascenso de este club frente al Tenerife de Moncho Monsalve, se retiró del baloncesto, una verdadera pena dada la calidad técnica y física que atesoraba Alfredo que había venido muy joven a Murcia cedido por el Basconia. Ahora resulta que lleva más de 12 años viviendo en Murcia pues, como yo, se casó con una murciana que conoció cuando vino a la boda de su amigo Andrés Pintado, otro de los que iba en aquel coche aquella trágica noche. Alfredo tiene una niña en edad benjamín y eso le ha devuelto la ilusión perdida por el baloncesto, el es el entrenador del CB Maristas femenino benjamín en donde jugará su hija y un grupo amplio de compañeras de la misma. Espero que ahora no tarde otros 23 años en volver a verlo.

Mañana sábado empieza un fin de semana intenso de baloncesto. El Ucam Murcia juega en Valladolid a las 18,00 horas en otro de esos encuentros que se catalogan como muy importantes. El Blancos de Rueda no será un rival que les regale un partido fácil, hasta hoy suma dos victorias, Lagun Aro GBC y FIATC Mutua Joventut, y dos derrotas en casa, Real Madrid y Caja Laboral, pero la mayoría de sus resultados son con marcadores ajustados y cerrados, prueba de ello es el resultado en la última jornada donde perdieron 77 a 67 con el FC Barcelona en un partido muy igualado. Hasta 8 jugadores tienen minutos de protagonismo y curiosamente el que menos juega de esos ocho es el escolta Michael Umeh que jugó y ascendió la temporada pasada con el CB Murcia. El ala pívot francés Hervé Touré es su mejor hombre hasta el momento haciendo 12,6 puntos y 4,8 rebotes por partido, un jugador explosivo con amplia carrera profesional en Europa que anota jugando de cara al cara, tapona en defensa y es muy difícil de controlar si está en racha. Junto al francés destacan el alero Jason Robinson, el escolta argentino Diego García, el estadounidense que juega de pívot, Kahiem Seawright, más el base francés Stephane Dumas y el polivalente Nacho Martín, hijo del mítico Morty (QEPD) que está en la foto del Juver 87-88. Un equipo que entrena Luis Casimiro y que peleará por la victoria como si fuera la última jornada de esta liga.
El Ucam Murcia se presentará con la opción de Matt Walsh como alternativa al juego exterior y con Andrés Miso como elección de segundo base si Pedro Rivero sigue con problemas de su fascitis plantar. David Barlow y Guillermo Rejón como alternativas al juego interior de James Augustine y Sekulic, aunque Barlow podría jugar algunos minutos como alero. Si Jordi Grimau es capaz de empezar a sumar con regularidad y todos retoman el nivel defensivo que mostraron en las primeras jornadas la victoria puede venirse para Murcia. Una derrota en Valladolid puede condicionar y sumarle demasiada intensidad al siguiente partido en Murcia frente al Obradoiro que este fin de semana recibe el domingo al FC Barcelona en Santiago.
Son pocos entrenamientos para Walsh, eso es cierto, pero el factor sorpresa en su nuevo equipo puede aportar más frescura y solvencia al juego exterior de un Ucam Murcia que necesita la aportación del grupo para sumar victorias.

Mañana sábado por la tarde también tendremos trabajo con la pre-selección cadete masculina. Entrenaremos en el CD La Flota a las 17,00 horas y ya será la última sesión con un grupo de 17 jugadores, tras esta sesión el grupo se reducirá notablemente y creo que nos quedaremos con un máximo de 14 jugadores. Este fin de semana entrenan todos los grupos de selección, el resto de grupos entrenan el domingo por la mañana o por la tarde. Las mini femeninas lo harán en el CD La Flota el domingo por la mañana, los otros dos grupos femeninos de infantiles y cadetes los harán el domingo por la tarde en Molina de Segura en el Pabellón de Serrerias. Los infantiles masculinos lo harán también el domingo por la tarde en el Pabellón del Colegio Maristas de la Fuensanta. El domingo por la tarde en San Javier entrenará un grupo amplio, casi 50 jugadores, para la selección de minibasket masculino. Recordar que para las selecciones de infantiles y cadetes el tiempo que queda para terminar la preparación es apenas de un mes más pues el Campeonato de España se jugará en Valladolid a desde el 3 de enero del 2012.

En las últimas entradas he subido muchas canciones de tiempos de Maricastaña, esta tarde algo nuevo e intenso. Adele, una cantautora londinense que solo cosecha éxitos desde el 2008, y su Rolling in the Deep.

1 comentario:

Fernando Zaplana Consulting dijo...

No sabes la alegria que me da leer que Alfredo Aranda ha dado el paso, es cliente del despacho desde hace años y en numerosas ocasiones hemos conversado sobre su pasado baloncestístico, las expectativas que tenía que se vieron truncadas por el accidente y la desilusión.
Alguna vez habiamos coincido en el Palacio y hace unos meses vino a instalarme una maquina de aire y me comentaba que su cria tenía metido el gusanillo del basket y empezaba a darle a esto de la canasta con alguna clase de su padre.
Lo dicho, me alegra que Alfredo se vuelva a meter en el mundo del baloncesto, nada mejor que con motivo de la ilusión de enseñar a su hija, lo que no se es si es el padre que se ha contagiado del basket de la niña o más bien el padre que lo llevaba en la sangre y esas cosas al final salen y se transmiten a los hijos como parte de la educación y valores que se dan