domingo, marzo 21, 2010

¿Y AHORA QUE?

Para que este Murcia gane un partido en la ACB los encuentros tienen que ser como el de Bilbao, aunque ese tampoco se ganara. Intentar jugar en las mismas condiciones es perder el tiempo. Si, perder el tiempo pues finales y partidos como el de hoy en el Palacio se han jugado un montón de ellos, Lagun Aro, Estudiantes, Bilbao, Valladolid, Unicaja, Cajasol y esta mañana Alicante. Un total de siete derrotas en similares situaciones, llegada igualada a los últimos cinco minutos y derrota sin paliativos en una recta final más que mala, desastrosa. Si a eso le sumamos las de Bilbao, Granada, Valencia y Badalona, son cuatro más a domicilio, dan un total de once derrotas muy parecidas en 26 jornadas. Partidos con llegada igualada a los últimos minutos y saldados con victoria son...Gran Canaria en Murcia y ninguno más, las otras tres victorias fueron claras y con finales cómodos Manresa, Xacobeo y Fuenlabrada.
La lectura es muy fácil, el que no lo quiera ver es porque no quiere, éste equipo adolece de una estructura sólida que le permita llegar a jugar finales competidos con cualquier otro conjunto de esta liga.
Esta mañana el Alicante me ha parecido un equipo bastante discreto pero con las ideas muy claras de lo que quiere y de que necesita, ahí radica la diferencia con este CB Murcia. La diferencia más clara y fácil de entender es la aportación de puntos de los jugadores interiores alicantinos, 31 puntos entre todos ellos, por solo 12 de los interiores del CB Murcia, once de Prestes y uno solo de Moss. Es imposible ganar a nadie si entre los dos americanos interiores locales, Moss y Asselin, suman un punto y seis rebotes. Así no se le puede ganar a nadie.
Oscar Quintana ha distribuido muy bien los minutos de su equipo y cuando Edu Torres intentó hacer lo mismo salieron a flote todas las carencias del colista. El final del primer cuarto, junto al inicio del segundo dió la primera ventaja al Meridiano, luego solo fue cuestión de administrar rentas y llegar más frescos y lúcidos al final. Solo eso.

Una vez más las imágenes y el sonido del canal 7 autonómico nos permitieron tener otro concepto claro. Todavía hay algo peor que el juego del equipo y sus resultados y eso es, sin duda alguna, las retrasmisiones y sus comentarios técnicos. Al fatídico factor mala suerte, ese que nos acompaña desde hace meses, ahora se le suma la falta de equilibrio. Un poco tarde para darse cuenta en el mes de marzo. O al menos a mi me lo parece. Los cambios defensivos en individual o cuando el equipo de Torres se puso en zonas 1-2-2, que luego se comportaba como una 3-2, no pueden ser atendidas por el comentarista técnico porque no sabe a lo que me refiero, exactamente igual que las situaciones de miss match, o desajustes defensivos tras los bloqueos directos, del que el Alicante sacó provecho en casi todas las ocasiones.

Ahora llega viajar a Santiago, supongo que con Shammond Williams incorporado tras su lesión, y toca jugar para intentar ganar. Eso ayudaría a terminar esta liga regular de forma más honrada, pero solo eso. Creo que se puede ganar al Xacobeo, aunque con los finales igualados ya sabemos cual será nuestro destino. Seguir litigando con la ACB sobre el partido de Bilbao es exactamente igual que perder el tiempo, es duro decirlo de esta forma pero es la única realidad. Supongo que este asunto hará que la liga se plantee a corto plazo la imposición del instant replay, seguramente cuando llegue el play off por el título, para eso habrá servido esta agria polémica que impidió al Murcia sumar su quinta victoria.
Del arbitraje de Mitjana, Bultó y Sacristán es como hablar de las retrasmisiones de la 7, mejor no perder más el tiempo. Es lo que hay, ni más ni menos. Los que designan los árbitros saben muy bien de que va esta historia y mandarnos a Mitjana, que sigue sobradito de peso como toda la temporada, es para intentar tenernos a todos contentos. El problema para él, era que uno de sus acompañantes, Sacristán que es de Bilbao y no mal árbitro precisamente, no es básicamente una paloma, es un halcón, pequeñito, pero halcón al fin y al cabo. Lo de las trompetillas y las pancartas ha sido como pasar de puntillas por el problema, yo desde mi casa al menos solo me he dado cuenta por los comentarios televisivos.


¿Y ahora que? Es una buena pregunta ante lo que nos queda por jugar y el futuro que nos aguarda ya sea en Leb o en donde quieran los dueños y gestores del club. Esta mañana he pensado viendo los momentos finales del partido que esto que vive nuestro representativo no es nada bueno para nuestro baloncesto de base. Nuestra selección de mini masculina, que entrenaba en doble sesión hoy, ésta mañana ha asistido al partido invitado por el CB Murcia y han vuelto a ver una derrota. En ese grupo de mini que el próximo viernes viajará junto a la selección de niñas a San Fernando en Cádiz hay niños de nueve clubes diferentes de la Región, que son muchos sin duda alguna, que es un claro ejemplo de lo que ha crecido nuestro baloncesto por toda Murcia.
Espero y deseo que la respuesta a la pregunta no conlleve nada similar a la desparición del baloncesto profesional en Murcia. Ya hemos sufrido mucho con los pasos negativos de Archena, Molina, Lorca, Mazarrón y Ucam Murcia, una nueva espantada sería irreversible para nuestro baloncesto.

2 comentarios:

Paco Viudes dijo...

Si, eso es lo que haré yo, quedarme mi casa el próximo partido. Porque solo faltaba que Edu Torres dijera que es facil pitar en murcia porque la afición no presiona, y que encima abroncamos a nuestros jugadores. Así que mejor el próximo partido será él el que le haga palmas a Moss, Scepanovic, Faverani y compañía.

Gino dijo...

Este domingo vi el partido en el Palacio (hacía mucho tiempo), y mis impresiones fueron:
1.- En defensa no se sabe salir de los bloqueos, o no se tiene la intensidad suficiente para "pasar" éstos. Así, los exteriores de Alicante tiraban, demasiadas veces, muy cómodos.
2.- La segunda ayuda no llega nunca; de nuevo, los exteriores de Alicante tirando demasiado cómodos.
3.- No se presionan las líneas de pase; de hecho, ni siquiera se flexionan las piernas en defensa, con lo que no puedes "explotar" para cortar un balón en un momento dado, o saltar a una ayuda, o hacer un "flash"...
4.- No se busca el rebote ofensivo, aunque a veces sea por la mala selección de tiro que se hace.
5.- El pivot que sube a bloquear al base (normalmente a Milos), no continúa hacia el aro (excepto Prestes, que lo hizo una vez), sino que o se abre, o se queda donde está (sin peligro), por lo que su defensa se va con el base a cerrar el camino al aro.
6.- La zona 1-2-2 que hicieron, se convertía demasiado rápido en una 3-2, y daba la sensación de que era para mayor comodidad del punta de la defensa, ya que Alicante ni siquiera tenía que poner un poste alto para romer la zona, bastaba con los cortes de lado a lado.
7.- Aunque el arbitraje sea malo, no puedes estar protestando todo el partido. Es evidente que, cuanto más protestas, peor te pitan (a no ser que seas Aíto, que no es el caso). Eso sin contar con que te quedas protestando mientras el otro equipo sale en transición.

Todos estos fallos (y más, desde mi humilde opinión) se dan, además, en una dinámica negativa, en la que es muy complicado apretar los dientes y seguir trabajando; así, los errores se van acumulando y retroalimentando, y nos va como nos va...
Por supuesto, sin olvidar a la "Diosa Fortuna", auténtica responsable de la posición del CB Murica en la tabla..."¡Qué tiene que hacer este pedazo de equipo para ganar un partido?!!" Muy simple, amigo comentarista: meter más puntos que el otro equipo.

En fin, un saludo

Gino