martes, marzo 23, 2010

DIFICIL RESPUESTA

La pregunta de mi última entrada no es que tenga difícil respuesta, es una pregunta con tantas aristas y posibles recovecos, a pesar de ser tan corta, que seguro que cada lector pueda tener una contestación diferente a lo que se nos avecina con la llegada de la primavera y la entrada, si o si, en la liga Leb 2010/2011. Alguno, ciego más que iluso, todavía piensa en posibilidades matemáticas y otros ya empiezan a confeccionar plantillas que ilusionen en la segunda liga del baloncesto español. No son tiempos fáciles para los que tienen que soportar el día a día de un club que tras algunas temporadas de bonanza en la ACB con solo la tensión final de jugarte en las últimas jornadas de liga un descenso. Los nuevos gestores que entraron con ganas de cambiar el mundo, o al menos lo que según ellos estaba mal, no han acertado una. Lo siento pero es pura realidad.

Se equivocaron de cabo a rabo largando a Manolo Hussein, con él, se subió y con él se mantuvo el equipo mientras lo entrenó, para traer, primero a un novato que no conocía la liga y que además aceptó sin rechistar entrenar un equipo con los mimbres justos para hacer un abanico. Luego los del abanico se lo comieron con patatas y su recambio solo sirvió para dar cierta forma regular a un grupo que iba a la deriva. Edu Torres también se tragó sin decir ni pío el que no llegaran a tiempo refuerzos que dieran un aire diferente a un conjunto que hizo un ridículo espantoso en Sevilla después de haberlo hecho anteriormente con Moncho en Alicante, por lo que es mucho mayor su responsabilidad en todo este melodrama que la del público de Murcia que no aprieta mucho a los árbitros o que pita a esos jugadores que no dan una a derechas en la cancha. Lo del público en Murcia es lo que hay y lo que siempre hubo, ni más ni menos y para bien o para mal, no se de que se diablos se sorprenden ahora.

Han mantenido una estructura administrativa y deportiva de ACB de los grandes con escasos recursos económicos, o al menos eso parece al no existir patrocinador principal y jugar con una camiseta virgen de cualquier tipo de publicidad. No solo están pagando a tres entrenadores ACB, Hussein, Fernández y Torres, sino que además tienen dos ayudantes de entrenador que no son de Murcia, exactamente igual que el preparador físico o si me apuran mucho hasta el mismísimo director técnico. Todo lo anterior conlleva unos salarios y gastos de pisos añadidos, en algunos casos, que aumentan de forma considerable un presupuesto para cualquier tipo de liga. A lo anterior hay que sumar un director general, un gerente, un director comercial y de marketing, una directora de comunicación, una contable, un administrativo, un adjunto al departamento de marketing, dos médicos en nómina, un responsable de cantera, un director de escuela y así un largo número de empleados que suman cada final de mes unas nóminas muy complicadas de pagar. Más teniendo en cuenta cual es el papel de algunos en toda esa parafernalia y que encima se llevan más de un millón de las antiguas pesetas cada vez que termina el mes. Un disparate sin límites y que llevará a que algunos de los que colaboran para que esta historia salga adelante, los políticos por ejemplo, se pregunten o empiecen a fiscalizar en que se usa el dinero que ponen cada temporada para que esto pueda seguir subsistiendo.

No creo, me resisto a ello, que esto se pueda mantener en Leb con los mismos argumentos. Como diría la canción popular No hay cama pa tanta gente. Hace unas semanas tuve la oportunidad de hablar unos minutos, pocos, con Alejandro Gómez en presencia de José Miguel Garrido. Ellos son director general y director comercial y de marketing. Creo que ya lo he dicho con anterioridad en el blog, que es muy complicado subsistir de buenas intenciones y creo, de verdad, que ellos las tienen. Pero aquello de darle tiempo al tiempo no es una buena idea con lo que está cayendo. La gente, o mucha gente si ustedes quieren, está cansada de ver todo lo expuesto anteriormente y al baloncesto en Murcia siempre van los mismos. Hay enfermedades que solo causan dolores y molestias además de sumar negatividad a todo su entorno, y en el club hay mucho de eso y no se ha sabido, por las razones que sean, erradicarse a tiempo.

Ayer leía en el facebook que Fernando Vera adelantaba que esta semana se podía cortar a Chris Moss, hoy también sale en la prensa local. Cortar a Moss o cualquier otro jugador en este momento solo serviría para desvirtuar aun más la competición. Lo de más lo digo por el agrio final de Bilbao. Esta semana el equipo viaja a Santiago a jugar un partido que podía haber tenido mucho morbo y que ahora tiene bastante menos. El problema de cortar a Moss, para aligerar pagos supongo, solo servirá para terminar aún peor de lo que se puede terminar esta competición. El querer darle minutos ahora a Faverani o al desaparecido Moncasi en la rotación de Prestes o Asselin es una apuesta con poco que ganar deportivamente hablando. Y lo peor, seguramente, es que dará la impresión que terminas entregado y sin recursos, horrorosos recursos es verdad, pero los recursos que se quisieron comer cuando empezó esta temporada. Si hay que aligerar nóminas el camino no está en la cancha precisamente, hay otras nóminas que hacen más daño, y mira que estos sueldos de americanos de pega son jodidos.

Dejando preguntas y respuestas de difícil solución a un lado, hay algunas cosas interesantes de baloncesto que también se pueden comentar. Hoy, esta noche, empieza el cruce entre Barça y Madrid por un puesto en l
a Final a 4 de la Euroliga. Hasta hoy cada vez que han jugado esta temporada el equipo de Xavi Pascual ha pasado por encima del Madrid como una apisonadora. Ahora llega otro momento de la verdad en esta campaña. Un nombre consagrado en los bancos como el de Ettore Messina contra la irrupción más impresionante que hemos tenido en nuestro baloncesto como técnico en décadas, sin duda un duelo de lo más curioso. Para mi, como para la mayoría, esta eliminatoria tiene un claro favorito y no por el nivel de las plantillas, que aunque algunos quieran ver lo contrario son similares, sino por la diferencia de juego entre unos y otros. El Barcelona está haciendo seguramente el mejor baloncesto que se ha hecho en Europa en muchos años, pues a su innegable calidad física y atlética se le suma una piña como grupo para salir de los problemas que se le presentan en forma de rivales con conceptos muy bien estudiados y preparados. Ese es el lujo más importante que ha conseguido Xavi Pascual, el que el equipo esté por encima de los egos de Juan Carlos Navarro, Pete Mickeal, Ricky Rubio, Fran Vázquez, Lorbeck, Ndong, Morris... y eso, como el anuncio de las tarjetas visa, no tiene precio. Por cierto creo que en la retrasmisión de Teledeporte estará José Luis Galilea, vendría bien que alguno que yo conozco lo vea y lo escuche para que aprenda un poco de como se hace ese trabajo.

Las respuestas a las preguntas muchas veces están en la boca de todos y otras veces se pierden en el viento. Esto ya lo cantaba Bob Dylan hace un montón de años, se lanzó en un disco de 1963 y yo no había cumplido los siete años. Blowind in the wind es un himno para muchos que hicieron de ella la canción protesta por exelencia, sus preguntas sobre la paz, la guerra o la libertad, fueron una bandera para la juventud durante años. Viene a ser perfecta para esta entrada con algunas respuestas perdidas en el viento.

2 comentarios:

Fernando Zaplana Consulting dijo...

mucho de cierto, excepto en lo de hussein, no solo por lo deportivo, que eso va en gustos, sino por otras cosas bastante mas feas y daninas para el club. Aqui hay que tirar los tabiques y hacer la casa de nuevo, recuperando lo que estaba bien, a los que saben de basket en Murcia y aprendiendo de los errores para mejorar, dejarse de rencillas, envidias y tonterias, para construir baloncesto alrededor del club, todos juntos e ir sumando adeptos a la causa, en cada pedania, en cada colegio, en cada casa y luego continuar por el resto de pueblos de la region, mucha cantera barata, con competicion igualada, al final hace jugadores mejores desde mas jovenes y eso a la larga supone exito deportivo y economico en la venta de los consagrados, es trabajo a 10 anos vista, hoy es el momento Cero.

Jose A dijo...

El primer partido de la serie Barcelona-Madrid me ha parecido extraordinario. Un equipo que no puede, pero quiere (el Madrid) contra otro que puede y quiere (el Barcelona). Me ha parecido el mejor partido de este año, semejante al Barcelona-CSKA de semifinales de la Final Four del año pasado. W.