lunes, marzo 08, 2010

EL ABC DE LA ACB EN MURCIA

Arbitros. Otra vez horrorosos. Cuando un equipo se juega tanto como el CB Murcia en cada jornada, supongo que no será nada fácil pitar. Pero la falta antideportiva a Josh Asselin y la persecusión a Chris Moss es como para que alguien de la ACB de alguna explicación al respecto. Esto no es la primera vez que pasa esta temporada y ni siquiera es la primera temporada en la que pasa, esto es lo habitual en una pista donde el débil es el de casa y arbitrar sin respetar es muy fácil.

Bizkaia Bilbao. Tal y como se esperaba ya son historia en la lucha por el descenso. Tras ganar al Real Madrid a domicilio, hoy se han cepillado al Unicaja en Málaga. Con respecto al CB Murcia es la diferencia entre un equipo que pasaba un mal momento y otro que sigue en la más absoluta de las calamidades deportivas.

Cajasol. Algunos soñaban en que ayer llegaría la reacción y la reacción no llegó. Esta vez se aguantó en el marcador durante más de 35 minutos, pero como dice el chascarrillo popular, jugaron como nunca y perdieron como siempre. El que pensara que los sevillanos iban a bajar la guardia se equivocaba de cabo a rabo, ellos solo esperaron su momento para ganar y ese momento, con paciencia, llegó.

Delininkaitis. El lituano ya está en su casa hace un par de semanas y no se le ha ocurrido nada mejor que decir que se equivocó de sitio al elegir Murcia para jugar. Creo que Delininkaitis podría hablar de algo si hubiese jugado alguna vez, cosa que no hizo nunca teniendo en cuenta su calidad y experiencia. Ni jugó de base, ni jugó de escolta, ni jugó de nada, absolutamente de nada.

Edu Torres. Creo que Eduardo se ha quedado sin argumentos deportivos a falta de diez jornadas. El equipo con él solo ha ganado un partido en trece jornadas, una vuelta completa, y han venido hasta tres refuerzos diferentes para reforzar a un equipo que había ganado tres partidos hasta el momento de su llegada. La falta de equilibrio en el juego del equipo también es responsabilidad del entrenador.

Fracaso. Creo que la situación deportiva del CB Murcia en ACB puede tener muchos adjetivos calificativos diferentes pero el fracaso como tal, es el término más adecuado a una gestión sin pies ni cabeza. Apostar por una plantilla como ésta y una gestión de recursos como la que se ha hecho es para pensarse muy seriamente volver a ponerse en las manos de quien o quienes tomaron las pertinentes decisiones con respecto a la formación de la plantilla, entrenador y resto de detalles que han hecho de este equipo al colista más sólido de la liga.

Guillém. A Paco Guillém le ha tocado el muerto de ser la persona que ha tenido que dar la cara de esa gestión deportiva de la que hablábamos antes. Supongo que la justificación económica cada final de mes será lo suficiente grande para comerse tan tremendo truño. No se si una vez que el devenir de la liga con el cese de Moncho Fernández y la llegada tardía de los refuerzos, él ha tenido mayor o menor protagonismo, pero el responsable de cara a la opinión pública es él. Lo siento, de verdad, por Paco, ha jugado conmigo, hemos compartido banquillo y hemos pasado muy buenos ratos de baloncesto juntos, pero el director deportivo es él.

Horrorosas. Lo he comentado muchas veces, pero las retrasmisiones de baloncesto del Canal 7 autonómico son simplemente horrorosas. Una vez más el comentarista técnico no se dió cuenta de ningún cambio defensivo durante el partido y eso que en alguna ocasión los cambios defensivos hasta los enseñaba en la pizarra el entrenador local. La mejor joya de la mañana fue a falta de dos minutos y perdiendo de siete cuando el susodicho comentarista dijo lo siguiente: ¿Que tiene que hacer este pedazo de equipo para ganar un partido? Increible pero cierto.

Insuficientes. Además de muy tardíos, los refuerzos postreros del CB Murcia, han resultado insuficientes para afrontar una liga como la actual ACB. Ya lo he comentado anteriormente los refuerzos de Amara Sy, Josh Asselín y Shammond Williams no son malos jugadores ni mucho menos, pero teniendo en cuenta el nivel del resto de la plantilla y la dinámica en la que llegaron son con toda seguridad insuficientes para afrontar un reto deportivo como este.

José Ramón Carabante. El señor Carabante es el actual dueño de este girigay en el que se ha convertido el CB Murcia. El empresario malagueño entró como un elefante en una cacharrería y además de cargarse a Manolo Hussein, al que todavía está pagando, puso el club en manos de su gente y los resultados deportivos, los que conocemos, son muy evidentes. El futuro a corto plazo nos dirá que nos deparará el club en la próxima temporada. Eso si, parece que el coche con motor, evidentemente, de fórmula 1 saldrá en la primera carrera de Bahrein, eso si que nos dará glamour.

Kirksay. Tariq Kirksay es un alero estadounidense con 30 años que tiene pasaporte francés, incluso ha sido internacional galo, que puede ser un ejemplo de buen fichaje para ésta liga ACB. El alero tras una larga carrera internacional en Sudamérica y Europa ha llegado al Cajasol para convertirse en un referente de su juego. Hoy, en Murcia, sus números han estado por debajo de los puntos y la valoración de Scepanovic, pero su trabajo es la suma de todas sus actuaciones, partido a partido, y en eso nos supera claramente. es un ejemplo de buen fichaje para ésta liga.

Leb. Ese es el futuro de este club salvo milagro divino a falta de diez jornadas. Ahora mismo están con cuatro victorias y veinte derrotas, por encima y más cerca tienen al Xacobeo con siete y al Meridiano Alicante con ocho. Lo normal es que uno de estos dos clubes acompañen al Murcia a una liga Leb donde seguramente no estará el CAI de Zaragoza, tiene muchos números para terminar líder y ascender directo. Conozco bien la Leb, seguramente mucho mejor que la ACB, he tenido la suerte de ascender dos veces como Campeón con dos equipos muy diferentes, la clave es hacer una piña de hombres y luego de nombres.

Lluvioso. El clima que nos acompaña en estas semanas del 2010 es lluvioso, frío y gris. Igual que la situación que se vive en nuestra ciudad con el baloncesto ACB. Los aficionados siguen, una semana más, acompañando al equipo, otra vez 4000 aficionados en el Palacio. La afición sigue respondiendo a la llamada del baloncesto profesional, incluso sin acompañar los resultados, pero el futuro es complicado, frío, gris y lluvioso, por no decir otras cosas mucho más graves.

Moss y Moncasi. Son dos ejemplos latentes de lo que tenemos a nivel deportivo en Murcia. Moss la pasada temporada pasó desapercibido, sus números se combinaron con el juego más regular de Diego Fajardo y Lamont Barnes. Esta temporada su juego queda muy lejos del mínimo exigible a un jugador que ocupa plaza de extracomunitario, eso queda claro en cada jornada, 6.4 puntos y 7.3 rebotes son muy poco para lo que aportan sus compañeros. Moss tenía contrato en vigor. Su compañero Moncasi, fichado como alternativa joven a los puestos de cuatro y tres alto, ha quedado relegado al ostracismo más absoluto. Empezó jugando mucho con Moncho Fernández y dejó de jugar tras el estropicio de Alicante, con Edu apenas ha tenido oportunidades, pero también es verdad que las pocas que le han dado no las ha sabido aprovechar en absoluto.

Números. Los números no engañan desgraciadamente. El CB Murcia ha encajado 2004 puntos en 24 jornadas, son 83,5 por partido en contra y el Xacobeo ha encajado 1957 en los mismos encuentros, son los segundos en este apartado, y nos sacan tres victorias. En ataque se han anotado 1754, que son 73,0 por partido, que no es de los peores ataques, Manresa con 11 victorias ha sumado 1710 y Cajasol con 14 triunfos suma 1720, la diferencia estriba en la defensa de unos y otros. Las pérdidas, otro lunar muy grande, es un punto vital que ayuda a sustentar este puesto de colista, más de 17 por partidos son demasiadas para una liga como ésta.

Ñoras. Las ñoras son una variedad de pimientos murcianos que son de bola y de color rojo que se secan al sol y toman un color caracterísitico, un granate muy oscuro casi negro. Pues las ñoras que se usan mucho en nuestra rica gastronomía ayudan con su sabor y su color a muchos platos. De ese color tan oscuro es como veo yo el futuro de nuestro baloncesto profesional y espero equivocarme. La falta de patrocinador principal han evitado ver una camiseta con algo que ayude a sustentar a este club. Encima hasta se ha cambiado el logo del club, para mejor creo, pero sigo echando de menos un Murcia bien grande en esa camiseta tan bonita.

Objetivos. Hasta el momento los objetivos marcados no creo que se estén consiguiendo. Los de caracter deportivo estarán muy lejos de los esperado por su propietario y por los que apostaron por él, eso es seguro. Los otros objetivos, los económicos y sociales, no creo que tampoco se estén logrando, o al menos a mi me lo parece. El público sigue siendo el de siempre, que ya tiene mérito, y además hasta el momento siguen siendo incondicionales, hasta este partido al menos. A nivel económico no se como marcha el asunto, hasta el momento no han trascendido retrasos en pagos o situaciones similares. De donde sale el dinero o como se genera es para todos un auténtico misterio sin resolver. Cuando se sumen más partidos y más nóminas ya veremos.

Paulao Prestes. El brasileño con 22 años recien cumplidos es de los pocos que están cumpliendo el expediente. Sus números en su primer año con ficha ACB son buenos, 9.5 puntos y 7.0 rebotes por partido para hacer una media de 12.5 de valoración. Seguramente si el equipo jugara más con él sus números serían mucho mejores pero también son evidentes sus errores en intentar sacar el balón fuera cuando le fuerzan situaciones de 2x1 dentro de la zona. Prestes será de los pocos que la próxima temporada tenga un contrato asegurado en esta liga ACB.

Química. La falta de química en este equipo es evidente y el tener una buena química es la clave de que equipos con plantillas muy similares a la de Murcia están en mitad de la tabla. La química no se trata del aspecto puro de la palabra, no es de ciclos esteroideos o de la clase de materiales usados, es del aspecto psicológico que se logra entre todos los factores que rodean a un equipo, los jugadores, entrenadores, asistentes, fisios, empleados del club, directivos, prensa e incluso aficionados. Entre todos esos factores se tiene que conseguir la química adecuada para sacar un proyecto de este tipo. Esa química no existe o si existe es muy poco fuerte.

Robles. El escolta madrileño de 33 años cumple su quinta temporada en Murcia y sus números son muy similares a los de la temporada pasada, incluso los de este año, salvo en el porcentaje de triples, son mejores que los anteriores. Esta temporada está en un 40% desde la línea de los triples y el año pasado terminó con un fantástico 48%. Su fuerte nunca fue la defensa, él es un tirador puro y duro, pero desde su posición de capitán y veterano ha intentado hasta el momento, o por lo menos a mi me lo parece desde el sofá de mi casa, aportar sus aptitudes y su actitud en la cancha.

Scepanovic. El montenegrino de 34 años y una carrera profesional espléndida da sus últimos coletazos en Murcia. Las lesiones le han dejado jugar 22 de los 24 partidos que se llevan jugados y sus números están muy lejos de lo que se esperaba de él, 8 puntos y 1.6 rebotes son un bagage escaso para un jugador capaz de jugar tan bien como lo hizo el domingo frente al Cajasol o desaparecer en muchas jornadas donde su aportación hubiera sido indispensable para poder ganar.

Terminar. Creo que conjugar el verbo terminar es lo más usado en este momento para muchos de los aficionados que se dan citan en Palacio cada quince días. Incluso me atrevería a decir, por experiencia propia, que dentro del vestuario habrá alguno que esté pensando en ello ahora mismo. Para terminar quedan diez jornadas, ya lo hemos comentado, a Murcia tienen que venir el Meridiano Alicante el 21 de marzo, el Valencia el 4 de abril, el DKV Joventut el 18 de abril, el FC Barcelona el 2 de mayo y se termina el 16 de mayo con el Granada. Son cinco partidos en casa para intentar sumar victorias y dar una imagen de equipo, el conseguirlo o no solo depende de la dignidad con la que se afronten las mismas. Espero y deseo que no terminen como el rosario de la aurora.

Ultimos. Esto no tiene vuelta de hoja, el equipo es último desde casi cuando se empezó ésta campaña y salvo sorpresas enormes de cambios radicales en las próximas diez jornadas ese será su puesto definitivo. Creo que se puede terminar último, esto no deja de ser un juego, pero incluso siendo últimos se puede terminar dignamente y compitiendo. Espero que sea así.

Vujanic. Milos Vujanic ha sido una de las pocas notas positivas en esta aciaga temporada. Llegó a la ACB por segunda vez, en la primera una grave lesión lo apartó del FC Barcelona, y ha tratado de hacer el baloncesto que sabe hacer. Es un buen anotador que juega con mucha soltura situaciones de 2x2 con el pick&roll, una de sus mejores armas, y tiene un tiro letal tras bote. La dirección no es su fuerte y hacer jugar a un equipo con tantos problemas es muy complicado. Ha tenido muchos problemas ante defensas muy agresivas en su conducción del balón y la llegada de otro base que le liberara para anotar más fácilmente ha sido demasiado tardía.

Williams. Shammond ha llegado muy tarde, eso estaba claro, y encima ayer, cuando jugaba su segundo partido con la camiseta del Murcia se ha lesionado de cierta importancia. Solo siete minutos en la cancha y su lesión le ha impedido ayudar en un partido en el que su aportación hubiera sido fundamental en el tramo final. Que ha llegado tarde es algo evidente, que no es quien era hace unos años también está claro, pero que todavía puede ayudar a este equipo es algo evidente. No se si su lesión es para poco o para mucho tiempo, pero su aportación se me antoja fundamental para terminar ganando algún partido más.

Xavi Sánchez. El de Balaguer ya cumplió los 35 años y muchos de esos años los ha pasado en Murcia donde terminó de formarse como jugador y donde ha establecido su vida. En su larga carrera en Murcia ya le ha tocado vivir situaciones como esta y sabe muy bien que no queda otra que apretar los dientes y trabajar, esto es asi. De todas formas me quedo con sus ratos buenos en Murcia, su temporada con el trío mágico de Anderson, Rogers y Martin, los dos ascensos que hemos vivido juntos de forma intensa con un gran protagonismo por su parte y pienso que su papel en este equipo, secundario donde los haya, tendría que ser como mínimo como en el partido de ayer.

Yo-yo. El yo-yo es un juguete formado por un disco de madera, de plástico o de otros materiales con una ranura profunda en el centro de todo el borde, alrededor de la cual se enrolla un cordón que, anudado a un dedo se hace subir y bajar alternativamente. Esa es la realidad de este club durante años, subir y bajar alternativamente salvo estas últimas temporadas, donde gracias a unos presupuestos más acordes con ésta liga, el trabajo de jugadores y el de Manolo Hussein, al que pagan sin trabajar esta temporada, lograron una permanencia durante cuatro temporadas consecutivas. Eso, creo, ha terminado. Es una pena que desde que Juan Valverde vendiera su fábrica de zumos este club, salvo los años dorados de Polaris, no tenga un patrocinador como tienen en Málaga o Sevilla, dos ciudades muy similares a Murcia, donde gracias al dinero de las cajas de ahorro se mantiene un baloncesto de gran nivel.

Zumos Juver. No quería terminar esta entrada dedicada al ABC de la ACB en Murcia sin rendir un justo homenaje a Zumos Juver y a su dueño de entonces, Juan Valverde. Gracias a él hoy hay baloncesto profesional en Murcia, existe un club en la máxima categoría y el baloncesto se ha convertido en el segundo deporte más importante de la Región. Esta temporada se cumplen 25 años de un sueño y nadie, o casi nadie, se acuerda de quien dió ese primer paso para que el basket tuviera la repercusión que hoy tiene. Supongo, como suele habitual en estos casos, que el día que falte será un buen momento para acordarnos de él. Yo, como es mi suegro y tiene la culpa de que yo esté aquí, me acuerdo muchas veces del cariño con que sacó para delante este proyecto y lo que ha sufrido con él, lo que hagan los demás, sinceramente, me importa muy poco.
Nota importante: Muchas gracias a Javier Bernal por sus fotos, son magníficas.

3 comentarios:

Antoñito dijo...

Se atrevera el Sr. Carabante ante la falta de sponsor colocar en la parte delantera de la camiseta "Hispania Racing"? Eso seria muy fuerte...

Fede dijo...

Hace varias jornadas se le propuso al Club que, ante la falta de sponsor, cediera temporalmente ese espacio a alguna ONG de las que trabajan en Murcia, del estilo CARITAS MURCIA o similar. Con ello se promocionaba el nombre de la ciudad, la región y se transmitia una imagen solidaria de la entidad.

Recalco lo de temporalmente, puesto que, en el caso de que apareciera un sponsor, la publicidad de esta ONG se sustituia y ya está.

El ejemplo es el "Ayuda en Accion" Fuenlabrada.

La respuesta ya la sabeis. NO .

Han pasado las jornadas y la camiseta sigue desierta. ¿Existe algún interés en que sea asi?

ERNESTO dijo...

Al final de mi temporada en Murcia,tuve un pequeño malentendido con Juan Valverde,pero conservo un cariñoso recuerdo de "mi jefe" y le deseo lo mejor.Un saludo,Felipe!