martes, agosto 31, 2010

LA TERCERA VEZ NO MIENTE

Cuando empezó la retrasmisión de La Sexta me dió mala espina el comentario de la lituana, supongo, Karina Kvasniova, con las palabras del entrenador lituano, "la tercera vez no miente", que supongo que significa algo así como a la tercera va la vencida o quizás a la tercera es la que vale. Los comentarios de Mel Otero, las veces que dijo que el partido lo ibamos a ganar y las bromas sobre la superioridad aparente de los nuestros no me inspiraba demasiada buena espina.
Luego, al empezar el partido, el equipo jugó minutos buenos mezclados con minutos malos, suficientes para abrir una primera brecha en el marcador, 22 a 11 al final del primer cuarto, gracias al acierto en el triple de Garbajosa y a la hiperactividad de Rudy Fernández.
El segundo cuarto siguió por el mismo camino, manteniendo ligeras ventajas, que no podían crecer por culpa de la "inutil" aportación de los hombres del banquillo. Encima los lituanos dominaban el rebote ofensivo, 14 por 22 para ellos, primero ante la defensa individual y luego ante el intento de zona que ordenó Scariolo. Gracias a la vuelta de la primera unidad, a los otros ya les pusieron el apelativo "cariñoso" de "segunda unidad", se llegó al descanso con una ventaja muy similar a la del primer cuarto, 43 a 35. Sin hacer grandes cosas el equipo español estaba por delante y nada, ni nadie, parecia capaz de cambiar la dinámica del partido.

Tras el descanso se decidió volver a jugar con los "buenos" y las ventajas a trompicones crecían a pesar del interés de Kleiza y sus compañeros. Marc Gasol, gracias a una asistencia de Raúl López, colocó el 61 a 43, 18 puntos de diferencia, a falta de poco más de cuatro minutos para terminar el tercer cuarto. Ese fue, sin ninguna duda, el principio del fin.
Con 18 puntos por delante desde el banquillo se decidió apostar otra vez por los teóricos suplentes, entre todos ellos anotaron un total de 10 puntos durante todo el partido gracias a dos triples de Raúl López y Sergio Llull y dos canastas de Mumbrú, y las ventajas empezaron a disminuir. Un fallo en ataque se sucedía con un error defensivo y se llegó a 64 a 53 al final del tercer cuarto, con un parcial de 3 a 10 que marcaba claramente el camino de los lituanos.
Scariolo decidió, con criterio de futuro, seguir apostando por su "segunda unidad" para que ganaran confianza de cara a la segunda fase y el resultado ya lo conocemos. Cuando habían pasado solo dos minutos y medio, y el resultado se había puesto en 64 a 59, Scariolo cambió los argumentos y cambió a sus hombres, pero la situación ya no tenía remedio, 64 a 63 en un par de acciones y unos hacia arriba, los lituanos, y otros hacia abajo, los nuestros.
El parcial era de 3 a 20,
sobran más comentarios. De ahí al final solo existieron ellos, como el día de Francia, tiraron solos frente a nuestra defensa en alguna ocasión y los nuestros se estrellaron en cada ataque por ansiedad e inseguridad manifiesta. Al final 73 a 76 que completaba un parcial de 12 a 33 en poco más de 10 minutos.

La lectura de la situación es complicada. Por un lado la aportación ofensiva de los jugadores del banquillo está siendo muy escasa por muchos motivos que no vienen al caso, por otro lado, el entrenador que apostó por este grupo y pensaba que era lo mejor para el equipo, ganar y sumar una victoria para el grupo sumando confianzas perdidas o aletargadas o arriesgarse a perder, lo que sucedió al final, y sumar mas minutos y algo de confianza para todos de cara a la segunda fase. Es algo complicado de explicar si no se ha vivido la experiencia en el banquillo.
Este equipo sin Pau Gasol no es el mismo equipo, nos guste o no, y otras selecciones han afrontado mucho mejor que la nuestra, las bajas de sus figuras. El nuestro es un equipo que se está construyendo y no se si hay tiempo para conseguirlo. El resultado ya lo conocemos, el responsable también. Pero esto no ha terminado hasta que no tengamos otro partido, esa es la auténtica verdad y los comentarios previos del seleccionador ya lo había avisado.

1 comentario:

Isidro dijo...

España empezó muy bien, como se esperaba y el resto del partido a excepción del último cuarto estuvo a un nivel bueno, pero las ausencias de Pau y Calderon nos han hecho mucho daño. Rudy jugó bien, me encanta verle en el campo. Le vi una vez en un concurso de mates callejero y es una pasada!! Por cierto, este finde tenemos un evento de StreetBall en sevilla, si os interesa está aquí la info del MStreetTour y regalan un refresco si sois de movistar al llegar, por si quereis ir a ver. En cuanto a España espero que no pierda la garra y sepa reponerse, ya que es una gran generación.