sábado, agosto 21, 2010

MUROS, MODAS, VIAJES Y ALGUNA CHUMINADA

Tras ver el partido, uno más frente a los lituanos, de inaguración del torneo de Madrid se me ha ocurrido hacer una entrada un poco más frívola y divertida. Lo de los muros viene a cuento del grito de guerra del equipo español que todos pudimos ver en esa toma "light" y un tanto aséptica de la charla del descanso de la selección española. Por un lado se me hace duro eso de hablar delante de una mesa llena de fruta cortada y por otro lado me pareció, al menos a mi, todo muy correcto y muy formal. Al final de la "charla" del técnico se da el típico grito de guerra y todos, incluidos los pastelosos comentaristas de La Sexta nos quedamos en la duda de si han gritado "Uno" o han gritado "Duro". Luego la comentarista que está en la pista nos aclara que el grito es "Muro" y el más famoso palomero del baloncesto español se hace la pregunta que nos hacemos todos, ¿"Muro" que significa "muro"? Según la wikipedia un muro es una construcción lineal, vertical y exenta que sirve para proteger o delimitar un terreno. Muro también se pude referir a un adjetivo cuyo significado quiere decir tosudo, terco, necio...
Durante casi treinta años de baloncesto profesional he gritado Tenerife, Náutico, Defensa, Equipo, Juver, Murcia, Archena y algún otro topónimo corto, nunca se nos ocurrió "muro" como alternativa a grupo duro, tozudo y terco y que protege o defiende un terreno. Sin duda es original.

Sobre el partido poco que contar salvo que los lituanos duraron 15 minutitos en el partido, tal vez alguno más, pero justo el arreón del final de la primera parte sirvió para marcar la primera diferencia considerable y en el inicio de la segunda se terminó de cerrar el tema. España repite, salvo detalles muy puntuales, el repertorio táctico del último europeo y el equipo sigue subiendo su nivel a medida que se suman partidos. Me gustó mucho Marc Gasol que salvo un par de tiros en escapada que se jugó en el poste bajo creo que tiene claro su papel de "jefe" en el juego interior y lo demuestra en cada acción. Pasa dentro fuera y entre pívots muy bien, defiende duro e intenso y delimita su espacio en el campo de forma clara y rotunda, solo espero que el arbitraje en el europeo no le condicione, El resto bien, Navarro necesito un rato para conectarse pero en el momento en que se puso las pilas terminó con la resistencia de Kleiza y compañía. Mañana, por el domingo, frente a los hombres del Coach K será otra historia, veremos por donde salimos.

Sobre modas y tiene poco que ver con el baloncesto, o eso espero al menos, en estos días que he estado fuera de España he visto con bastante frecuencia ese detalle que el verano pasado empezó a circular por nuestro territorio, incluso en alguna pista de baloncesto, y que me parece bastante peculiar. Me refiero a los cuellos de los polos levantados como si fueran "tapa cogotes" o algo similar. Buscando información sobre este peculiar asunto en el universo de la red, me encuentro el siguiente comentario en un blog: Vamos que aquí hay un popurrí algo peculiar porque en toda esta mezcla hay también franceses con mucho aire de grandeza pero tremendamente chics, italianos con el cuello del polo levantado pero muy cool e ingleses, rojos como tomates, pero rubios de verdad. Sinceramente ya presumía que esta moda venía de Italia pero es tan poco original y que encima, si leo que es chic y es cool, ya me perece de una estupidez fuera de lo común. Me he quedado más tranquilo viendo la noticia de que Luis Medina, hijo de Nati Abascal, se pone el cuello de los polos Hugo Boss hacia arriba, creo que este chico marca tendencias.
Se me ha ocurrido que la FEB podría hablar con Li Ning, su proveedor oficial deportivo, para que en las próximas remesas de polos, independientemente del color que no tiene mayor importancia, se ponga el nombre de España en la parte interior del cuello para que al levantarlo, nuestros técnicos o jugadores, se pueda leer un España bien grande.

De mi viaje os contaré que es increible la cantidad de gente, con crisis o sin ella, que se mueve en el mes de agosto. Mis primeros días de ruta se centraron en un famoso parque temático europeo, era mi tercer viaje a este punto, y nunca vi moverse tanta gente, nunca vi tantas colas. Las entradas a los parques, han crecido tanto que ya tienen un dos en uno, se convertían en una marabunta que buscaba entrar como fuese. Supongo que en otras fechas del año el famoso parque temático en cuestión tendrá un funcionamiento más acorde a los precios que tiene, un perrito caliente cuesta nueve euros por ejemplo, y será más fácil de visitar y disfrutar de las diferentes atracciones que existen en el mismo, en agosto es una locura absoluta. Las colas empiezan a la hora de desayunar en cualquiera de los hoteles que tiene el parque y terminan por la noche si quieres cenar en cualquiera de los restaurantes que hay en los exteriores del mismo. Eso sin contar que puedes estar haciendo una "colita" de hora y media para disfrutar de escasos cuatro minutos de atracción. Una verdadera locura. Recomiendo a los lectores del blog que si tienen que ir, hay que verlo todo, a este emblemático parque se abstengan de hacerlo en agosto. Yo ya se los avisé.
Chuminadas según el Espasa-Calpe son tonterías o estupideces, incluso cosas de poco valor o chorradas. Dentro del capítulo de chuminadas se me ocurren muchas cosas veraniegas que van desde nuestro baloncesto más local a otros aspectos más banales de nuestro entorno más cercano. Para empezar he leído con sorpresa en otro blog de baloncesto, uno de los más respetado por mi, al menos en el aspecto personal y literario, que el próximo verano o cuando sus organizadores, que podría haber muchos interesados en la idea, quieran, habrá un campus de baloncesto femenino. No entiendo mucho como en este blog amigo se puede dar cabida a una idea tan sexista, femenina pero sexista. Los campus, llevo más de 30 años participando u organizando este tipo de eventos, pueden ser de más nivel técnico o de inciación, para más jóvenes o más adultos, de fin de semana o de una semana o diez días, locales, regionales, nacionales o incluso internacionales, con entrenadores contrastados o entrenadores nóveles, y así un sinfín de posibilidades. Me parece mal que se haga exclusivamente un campus femenino, aunque cada uno puede hacer lo que quiera y más cuando debe haber cabida para todas las opciones, lo que no entiendo muy bien es como se puede dar espacio a una idea tan sexista, femenina pero sexista, de un campus de baloncesto, me parecería lo mismo si fuera exclusivo para chicos. De todas formas allá cada uno con sus proyectos, este verano en el campus que organizamos con la Fbrm hemos dado cabida a muchas, muchísimas, niñas y chicas interesadas en hacer baloncesto y compartir experiencias, con otras chicas y otros chicos, para mejorar su baloncesto y de paso ampliar y mejorar sus relaciones en este juego que les apasiona. Aunque esto no deja de ser una simple chuminada. Esta próxima temporada con Eugenio Alcaraz, Víctor Verdú y Juan Víctor Lorente trataremos de darle un nuevo impulso a nuestro basket femenino a nivel de selecciones y de trabajo de tecnificación desde la Fbrm.

Para terminar esta entrada os dejo con tema del inolvidable Barry White. Este "You´re the first, the last, my everything" fue uno de sus números uno en USA en 1974, hace la friolera de 36 años. Hoy, todavía, cuando la oyes sigue sonando igual de bien. Barry se marchó, hace siete años, con tan solo 58 años, su música nos queda para siempre.

4 comentarios:

Antoñito dijo...

No se si lo recordaras porque como tu dices, cada año es un grito distinto, pero en cadetes nuestro grito era: el entrenador (tu) gritaba "cucurrucucu" y los jugadores gritabamos "paloma".
Singular, divertido y todos los adjetivos que se le quieran poner; yo particularmente nunca he tenido otro tan divertido

José Felipe Coello Fariña dijo...

Pues no me acordaba yo de lo del "currucucu paloma", pero está claro que tú tienes las neuronas más frescas que las mías, en pleno proceso degenerativo.
Desde luego que era curioso el grito de guerra. Buena temporada, buenos recuerdos, buenos amigos...ayer sin ir más lejos estuve hablando un buen rato con Don Marcos Martín.
Espero que todo vaya bien Antoñito, un fuerte abrazo.

Fede dijo...

Ese pseudofeminismo mal entendido cada dia nos ofrece ideas más "brillantes". Comparto tu opinión sobre los Campus y realizar uno solo para chicas es volver a épocas pasadas, ya superadas, cuando la formación se daba según sexos, que no géneros. Mira por donde, por querer avanzar, retrocedemos. Quien lo diría.

Lucía Sánchez dijo...

Sí y no.
No comparto las últimas tendencias favorables a la segregación por sexos en la educación, pero si tuviera que ser crítica con algún campus (o con la forma de organizarlo) no lo sería tanto con la existencia de un cupo para niñas con ciertas ventajas por parte de los organismos deportivos públicos (acciones positivas,artículos 14 y 9 de la Constitución) como con la discriminación en la selección (sean niñas o niños).
No se trata de pseudofeminismo. Hay muchos feminismos (de la igualdad, de la diferencia, ecofeminismo...). salander, la protagonista de Millenium, podría ser encuadrada en uno de los feminismos más radicales y de más difícil comprensión y,sin embargo, se ha vendido a mansalva y sido leído por muchísima gente que abominaría tal tipo de feminismo. Contradicciones.
Creo que el Campus de la FBRM, que diriges, ha sabido fomentar la participación de las niñas, es un referente en cuanto a fomento del baloncesto femenino en época de crisis.
Entre las lecturas de este verano me ha satisfecho especialmente los Diarios de Max Aub (por las contradicciones, por mis contradicciones). Leo:
"La mujer de A. Prats y él mismo, tan cambiados. Ahora gana dinero, tiene coche, no piensa regresar a españa, va a mandar a su hija mayor con las monjas...-¡porque no hay dónde mandarla!.
¿A una escuela del gobierno?.¡Horror!
-Hay que cuidar sus relaciones para el día de mañana... Sus relaciones con los hijos de los nuevos ricos, tan católicos, tan ricos. La mujer, bajita, regordeta, presumida de sus relaciones con la mejor gente, de aquí para allá".
Alardo Prats fue un intelectual anarquista exiliado, como tantos otros, despues de la guerra. Contradicciones.