miércoles, octubre 05, 2011

DOS EN UNA POR EL MISMO PRECIO.

No tengo muchas ganas de escribir y creo que últimamente, y salvo detalles muy puntuales de algunas de mi entradas, se nota demasiado. Alguno podrá pensar que como escribo eso cuando he cerrado el mes de septiembre con más entradas que nunca y yo se lo puedo explicar en pocas palabras, es simplemente una huida hacia delante, el querer encontrar una motivación donde no la hay y donde seguramente lo más sano para el blog e incluso para mi mismo, sería darme un respiro y encontrar esa luz que hace tiempo se apagó y que por mucho que trato de encontrarla cada vez se me hace más difícil de encontrar. Se me hace duro comentar estas cosas pero es la pura realidad, veo que todo el cariño y amor, porque no decirlo también, que le he dado al baloncesto durante años y años, no ha servido para mucho y además ha sido contraproducente y negativo para la gente a la que más quiero, seguramente esto último es lo que más me duele y condiciona mi estado de ánimo con respecto al baloncesto más cercano.
La luz la veo cada día más lejos y por mucho que corra hacia ella, buscando soluciones, veo que las distancias empiezan a convertirse en insalvables.
Como decía Javier, él que me acusaba de arrimar el hombro en campaña "propepera", lo que vivimos y trasladándolo a nuestro baloncesto, al más cercano obviamente, no es culpa de que Pepinho o sus infatigables Leire o Bibiana, no tengan ninguna formación académica para estar donde estamos, eso también lo tengo claro, esto es culpa de todos y si todos no arrimamos el hombro difícil será salir de este agujero que cada mes que pasa se hace más profundo.
Creo que soy libre para pensar que nuestro futuro debe estar en manos de gente preparada, sean del signo que sean pero preparadas.Seguramente me tenga que replantear muchas cosas con respecto a esta bitácora que empezó como un ejercicio de memoria puro y duro y que con el paso de los años se ha convertido en un espacio bastante multidisciplinar en el que el baloncesto sirve como hilo conductor de muchas cosas que de una manera u otra se relacionan con mi vida o con lo que más me gusta de ella y de su entorno. Hace unas semanas los comentarios de un lector sobre mis inclinaciones políticas me dejaron un poco fuera de juego, de todas formas creo que capee como buenamente se puede el temporal al que que me enfrentaba, creo que el prozac es mano de santo, aunque está claro que la situación en la que vivimos, originada por los unos y por los otros, nos hace vivir de una forma muy diferente a la que nos habíamos acostumbrado durante años. Cuando veo la tele por la noche en casa, cómodamente sentado en el sofá, y veo programas en los que la gente va a buscar los deshechos de los mercados para comer o o incluso vender se me pone la piel de gallina.
No entiendo en absoluto la política deportiva de nuestros dirigentes regionales, es obvio que hay cosas mucho más importantes que nuestro baloncesto, pero ayudar a los más jóvenes a estar en el círculo adecuado es tan importante como otras muchas cosas a las que se le da una prioridad que tampoco entiendo. Parece que la contracultura "perroflauta" está mucho mejor vista que ayudar a que los padres puedan dar un complemento lógico y racional a la formación de sus hijos con la práctica del baloncesto o de cualquier otro deporte. Esa es, desde luego, la impresión que tengo desde la calle.
Por todo esto, seguramente, las ganas de escribir y expresar mis opiniones cada vez se me hacen más cuesta arriba. No veo soluciones a corto plazo y tampoco veo que los que las tienen que buscar hagan cosas palpables que nos puedan dar un apoyo en en que sostenernos o luchar por ello.


Para terminar hablando de baloncesto, por aquello del que dirán algunos, que sinceramente no me importa nada, hay algunas cosas interesantes a todos los niveles.
Por ejemplo el tema del "lockout" de la NBA que parecía en vías de solucionarse hace unos días, ahora parece que se encapsula un poco más y sigue para delante. Derek Fisher, hermanastro de Duane Washington que jugó en Murcia y base de Los Ángeles Lakers, como portavoz y presidente del sindicato de los jugadores ha declarado que ellos no están dispuestos a renunciar a bajar sus emolumentos más allá del 53% en el reparto de los beneficios y los propietarios de las franquicias solo han llegado hasta un 47%. Sinceramente este tema me importa un carajo o lo que es lo mismo no me interesa en absoluto pero está claro que conlleva muchos efectos colaterales que empiezan a dar la cara. Por un lado Rudy Fernández puede debutar si se recupera de sus molestias en la espalda con el Real Madrid esta semana en la primera jornada de la ACB frente al Fuenlabrada, por otro lado Marc Gasol ya empezó a entrenar, solo entrenar, con el FC Barcelona y se asegura que su hermano Pau lo hará en cuestión de días.
El resto de españoles de la NBA no se han posicionado todavía , o eso parece al menos, pero si se ha oído que el Barça intentó fichar a Tony Parker, que al final parece que jugará en Francia y no precisamente por dinero, mientras que Ricky Rubio, Jose Calderón y Serge Ibaka esperan pacientemente cual será la solución definitiva en las conversaciones entre propietarios y sindicato de jugadores de la NBA.

Más cerca está el inicio del Ucam Murcia en la liga ACB y por lo que se lee en la prensa local la venta de abonos sigue a buen ritmo. Espero que sirva para enganchar a más gentes con nuestro juego y el Palacio de Deportes se vea como cuando se inauguró en la temporada 94/95, que parece que fue ayer y ya han pasado 17 años. El Barça es un primer plato bastante indigesto en el aspecto deportivo pues todos tenemos claro el nivel del equipo que entrena Xavi Pascual, pero también es un poderoso imán para atraer a mucha gente a ese partido que puede salir encantada de ver un espectáculo bonito y emocionante. Seguramente si Andrés Miso, junto a Jordi Grimau y Juan Ignacio Jasen, estuviesen en mejores condiciones físicas tras sus lesiones y molestias las perspectivas serían mucho mejores, pero también creo que para esta clase de partidos las molestias y dolores no se suelen tener mucho en cuenta. Y lo digo por propia experiencia.

Cuando queda una semana para empezar las competiciones regionales y de paso las primeras convocatorias de selecciones autonómicas se nota un movimiento mayor en el trasvase de jugadores en edad de formación de unos clubes a otros. Ni siquiera se atiende a aspectos en otro tiempo mucho más considerados como la categoría del club saliente, por llamarlos de alguna manera pues se da en varios casos, y la categoría del club entrante, donde terminan jugando estos jugadores y que en este caso también son varios y diferentes. Antes esto solo solía pasar con los mismos, a nivel de entrantes me refiero, pero por las razones que sean, vaya usted a saber, los chicos y las chicas se mueven por otros motivos como pueden ser el entrenador o la entrenadora que los entrena y prefieren uno nuevo, el que una vez que tienen que pagar por jugar ya les da un poco como que lo mismo e incluso buscan sitios donde las cuotas sean menores o mínimas, el que la pista de entrenamiento esté más cerca de casa y les haga perder menos el tiempo para ir a entrenar y por último el que mi o mis amigos más cercanos estén o no estén conmigo. Es muy curiosa esta situación.

Como dice el título de la entrada, esta es un dos en uno, en la primera escribo y reflexiono con el ordenador en las manos y en la segunda os doy algo de información sobre el baloncesto. De todas formas estoy, ahora mismo, más cerca de la primera que la segunda.
Por eso os dejo con una canción que tiene los mismos años que yo y que todavía cuando la oigo me emociono. Non, Je Ne Regrette Rien, o lo que es lo mismo No, no me arrepiento de nada. Una maravilla en la voz inconfundible de Édith Piaf, la gran dama de la música francesa por y para siempre.

4 comentarios:

Gino dijo...

Ánimo Felipe! Si necesitas un descanso del blog, te lo tomas y ya está. Tus lectores esperaremos a que aparezca una nueva entrada, y cuando esto pase, nos alegraremos doblemente: por volver a leerte, y porque significará que vas viendo la luz ésa que tanto te cuesta encontrar, según cuentas.
Al fin y al cabo, el baloncesto, el blog, y tantas otras aficiones, nos tienen que ayudar a disfrutar más de la vida. Si no lo hacen, se dejan de lado y ya está, no?
Lo importante es "lo otro": esos raticos en el sofá de tu casa de los que hablas; ahí es donde hay que estar agustico. O pro lo menos eso pienso yo....(me estoy haciendo mayor!).
Por cierto, la canción es preciosa. Supongo que habrás oído la versión de Tony Zenet, también interesante.
Un abrazo!

Lucía Sánchez dijo...

"Creer por Creer...". Hemos dejado de creer en muchas cosas, pero como escribió Blas de Otero "nos queda la palabra". Y ésta a de ser el faro que ilumine nuestros valores personales. Dejar de creer no presupone desechar en lo que creías porque aunque no sea realizable- el hombre es así, la sociedad también- no por ello deja de ser un ideal correcto. Sigue escribiendo sobre baloncesto, sobre la vida, sobre las pequeñas cosas que nos hace felices, y también infelices- porque en la palabra está la identidad de cada uno, hacia dentro y hacia la sociedad que, en muchas ocasiones, lamentablemente nos rodea.
Escribir es importante, casi tanto como respirar. Lo contrario sería dejar un vacío- no físico- difícil de rellenar.

Antoñito dijo...

Aunque nos gusta mucho "escuchar" como escribes esta claro que si uno no lo pasa bien haciendo lo que hace es mejor aparcarlo durante un tiempo, pensar y decidir. Siempre estamos ansiosos por ver que se publica en el Blog de Felipe pero tambien entendemos tu postura. Tuya es la decision y nosotros los amigos y lectores te apoyamos decidas lo que decidas. Animo Felipe!!

José Felipe Coello Fariña dijo...

Gracias a los tres por vuestros comentarios, está claro que el estado físico de uno puede muchas veces con el estado de ánimo, y llevo casi dos semanas que enlazo una con otra y parece que no termina. Esta mañana he vuelto a entrenar y parece que ahora es todo diferente.
Sigo teniendo claro que todo lo que hago y lo que he hecho en el baloncesto es porque me gustaba y disfrutaba con ello, pero tengo ese sentimiento interior de que de alguna manera hago daño a gente a la que más quiero y eso me hace plantearme muchas cosas.
Os repito, a Gino y Antoñito que os conozco desde niños y a ti Lucia, que te conozco algo menos pero que logras darme mucha paz cada vez que te leo, que gracias por vuestro apoyo en forma de comentario, supongo que lo que tiene que ser será y eso, de una manera u otra, es el destino que nos buscamos.