domingo, abril 10, 2011

ASCENSOS Y PARTIDOS

Tras la victoria del viernes en Alcazar de San Juan, lógico y tras una primera parte donde todo quedó visto para sentencia, ahora solo queda esperar y tratar de recuperar al lesionado Vitor Faverani para ganar al Canarias el próximo viernes en el Palacio y devolver al club a la ACB perdida la temporada pasada. Yo, y lo comento por experiencia propia, creo que hay que aguantar el tipo hasta que termine ese encuentro y luego celebrar la victoria y el ascenso. Es mejor abstraerse durante la semana de lo que se puede organizar o dejar de organizar y entrenar como se ha entrenado a lo largo de la temporada, preparar el partido correctamente y ganarle a un rival que no será fácil con toda seguridad.

Es curioso las similitudes de estas situaciones en el tiempo, a mi como entrenador me han tocado vivir tres ascensos a la ACB y en mi segunda temporada en Murcia, la temporada 87-88, no se logró el ascenso a la ACB porque un Tenerife que por entonces entrenaba Moncho Monsalve nos ganó una eliminatoria de ascenso muy especial a la que llegamos muy tocados por diferentes problemas. En aquella temporada ascendió aquel Tenerife y nosotros con un buen equipo con algunos jugadores de gran nivel, caso de Russell Cross, José Luis Subias o Guillermo Cejas por ejemplo, nos quedamos en puertas, eran tiempos de un Príncipe de Asturias lleno de aficionados y un fervor por el baloncesto que empezaba a crecer tras salvarnos del descenso en la temporada anterior, 86-87, con otro final épico ganando en Córdoba con algunos autobuses llenos de aficionados que nos acompañaron en aquel primer final de liga. Luego ascendimos la 89-90, en la anterior también habíamos caído en otro play off de ascenso frente al Orense, en aquel primer ascenso a la liga ACB es el único que he podido vivirlo ganando en Murcia el partido definitivo, después de ganar los dos primeros en Santiago ganamos en un Príncipe de Asturias donde no cabía un alfiler y donde ganamos el ascenso y el título de campeón de aquella temporada al caer el Cajamadrid, primero en la liga regular, en su eliminatoria con un Liria que luego perdería con el Elosua de León que fue quien nos acompañó en aquel primer ascenso que tanta controversia trajó después. Ese ascenso del que ha pasado tanto tiempo, más de 20 años, recuerdo muy bien la semana previa, como estaba aquel pabellón y todo lo que vino después, fiesta incluida.

Luego con el paso de los años me tocó vivir mi segundo ascenso, tras algunos años en ACB y pasar el club a jugar y residir en el Palacio de los Deportes, llegó la temporada 97-98, en esa temporada ascendimos en Tenerife jugando en Santa Cruz. Primero ganamos al Askatuak por un claro 3 a o y luego tras ganar los dos primeros partidos en Murcia al Tenerife que entrenaba Iñaki Iriarte viajamos a Santa Cruz para ganar el tercer partido y dejar el ascenso resuelto por la vía rápida. En aquella eliminatoria, igual que durante toda la liga, nuestra defensa y el juego más los puntos de un enorme Tony Smith nos llevó a ganar con solvencia un ascenso que luego certificamos en Murcia ganando al Fuenlabrada el play off final para ser campeón en aquella temporada, una temporada en la que había tres murcianos en el primer equipo, Ramón Moya, Edu Sánchez y Carlos Peñafiel.

Mi último ascenso tampoco me permitió vivir un ascenso en Murcia y también el Tenerife tenía que ver en aquella temporada. En Tenerife empezó la racha de victorias, catorce, que nos llevó a convertirnos en un equipo aspirante al ascenso y precisamente en Tenerife logramos el título de campeón de la temporada 2002-2003. El ascenso lo logramos en Madrid jugando con aquel Complutense donde jugaba Andre Turner, Maciej Lampe, Jaime Peterson y Jou Alonso, entre otros, por lo que tampoco pudimos vivir el ascenso en Murcia. Luego y por aquello del azar nos tocó ir a Tenerife para ganar el título ganando a domicilio al equipo de Paco García. Ascenso y otro Tenerife en la historia de nuestro baloncesto.

Ahora toca vivir otro partido fundamental para la historia de nuestro baloncesto y con la suerte de poder disfrutarlo en Murcia para lograr el ascenso ante la afición. El Palacio se llenará seguro, o eso espero al menos, y esa afición latente que se apunta en estos momentos se volverá a reenganchar con un partido de importancia máxima con un ascenso por medio. Es curioso que en el ascenso de la temporada 2005-2006, el último hasta este momento, el partido definitivo tampoco se ganó en Murcia, el equipo que entrenaba Manolo Hussein ganó el y definitivo partido para ascender se jugó en Zaragoza y allí se le ganó a un CAI que tenía ventaja de campo. La diferencia de esta temporada es que éste partido no es definitivo y eso está claro, lo saben los que se la están jugando y eso da un plus de tranquilidad para los que deben conseguir el quinto ascenso a la liga ACB.

1 comentario:

Vicente Luis dijo...

Que recuerdos amigo Felipe. Luis Guil va ser el primer entrenador no canario que nos lleve a la ACB.