lunes, enero 10, 2011

DE VUELTA A CASA

Cuando llevamos 10 días de enero del 2011, yo sigo con el mismo resfriado de la última semana del 2010, por lo que deduzco que más que un resfriado esto empieza a parecerse a un conflicto interno entre mis vías respiratorias y el resto de mi cuerpo, veremos como termina esta situación. Córdoba tampoco me ha ayudado mucho a recuperarme, entre el frío, la lluvia, los partidos, la calefacción y los enfados, creo que no era el mejor caldo de cultivo para eliminar a estos inoportunos visitantes que se han hecho resistentes en mis pulmones. Debe ser cosa de la edad que no perdona.
Mi vuelta de rdoba, por motivos profesionales, la realicé justo después del partido frente a Navarra con los cadetes masculinos y una vez que todos nuestros equipos habían terminado de competir. Hasta allí me llevé mi coche, que en algunos casos nos ha servido para ver y seguir otros partidos de rivales directos, y en él me volví el mismo sábado para estar en Murcia lo más pronto posible. El resto de la expedición salieron ayer sobre las 13,30 horas de la capital del Califato de Occidente después de ver algunas de las finales en juego, anoche ya estaban todos para dormir en casa.

Yo, una vez resueltos los temas de trabajo que me trajeron a casa antes, me dio tiempo de ver en el GTM murciano al Murcia ganar en Lugo al Breogan, 73 a 84, y devolverle la derrota de la primera vuelta al mismo tiempo que mejoraba el basket-average de aquella primera derrota en Murcia en el inicio de la liga por 83 a 87. Un Vitor Faverani de auténtico lujo, 26 puntos anotados y 31 de valoración, junto al buen juego de Pedro Rivero y Michael Umeh fueron demasiado para un equipo como el Breogan que se precipitó en la recta final del partido cuando parecía que estaba en disposición de poder ganar. Creo que los gallegos no contaron que Morentín podía ayudar a desnivelar el partido con sus triples y su control del rebote, el parcial de 0 a 16 en el tramo final lo dice todo.
Luego, por la tarde, y como casi 400 kilómetros la noche anterior eran pocos, me acerqué a Cartagena para ver a su equipo de Primera División frente al Benidorm, en un partido sin historia donde el buen juego de los de Marcos Molina pasaron por encima de un equipo alicantino con muy pocos recursos y donde una vez más el nivel de jugadores como Gustavo Pallarés, Cesar Morales, Jose Serrano y Xavi Alarcón parecen un lujo para esta competición.

Me gustaría agradecer públicamente el comportamiento de mucha gente relacionada con nuestro baloncesto regional, entrenadores, directivos y padres, que de manera objetiva y sin intereses contrapuestos han hecho un análisis de lo que hemos jugado, contra quien lo hemos hecho y de nuestra realidad demógrafica y social con respecto al baloncesto, ese que tanto nos une o nos separa dependiendo de algunos factores. Como decía, les agradezco ese apoyo desde el primer hasta el último día, independientemente de que sus jugadores, amigos o hijos estuvieran o no en las diferentes selecciones. Las perspectivas malintencionadas y subjetivas solo se alimentan de ellas mismas en un peligroso "feed-back" que solo puede afectar a chicos y chicas muy jóvenes, por eso sigo en mi línea de no dar cabida a nada de eso y seguir el camino marcado. Si el día de mañana, la federación o yo mismo, nos cansamos de esta relación libre y sin papeles por medio, daremos por terminada esta experiencia y san se acabó, cada uno seguirá su camino pero las horas de trab ajo y las experiencias acumuladas servirán para ser mejores en un futuro, de eso no tengo ninguna duda.

Ahora nos toca centrarnos en los minis, femeninos y masculinos, intentando que Laura Belmonte y Willy Llorca, los seleccionadores de ambos equipos, tengan todo lo que necesitan para hacer un buen trabajo hasta que llegue las fechas de su competición. Ambos conocen muy bien esta competición como entrenadores ayudantes y asistentes en las últimas ediciones y eso les da un plus muy interesante par a poder afrontar esta competición con ilusiones de competir y ser mejores.
Pronto, muy pronto, en un dos o tres semanas máximo, empezaremos el trabajo de tecnificación con las edades que formarán las próximas selecciones en infantiles, cadetes e incluso en mini, queremos traer entrenadores de fuera de excele nte nivel en el trabajo de cantera e intentar aprovechar la experiencia de los más conocidos q ue tenemos en la región para tratar de exprimirlos también en este sentido.
La mejora de nuestros jugadores pasa ineludiblemente por la mejora de nuestros entrenadores y para eso necesitamos que tengan referencias que nos ayuden en su formación. En próximos días se confeccionará un calendario de actividades en este sentido sobre la programación establecida, para empezar cuanto antes el trabajo con las chicas y chicos que serán en el futuro los nuevos grupos de las selecciones autonómicas.

Para terminar esta entrada os voy a dejar una canción maravillosa, de esas que perduran toda la vida. Yo la recuerdo en mi casa de niño en la voz de Nat King Cole, hace unos años con los adelantos de la técnica audiovisual se grabó esta versión con las voces del propio Nat King Cole y su hija, Natalie Cole, muchos años después de la muerte del inolvidable cantante. Inolvidable es la canción e Inolvidable es su título, Unforgettable. Que sirva para desear mucha felicidad en este año 2011 a todos, a los que me quieren y a los que no, que tiene que haber de todo, y especialmente a los que estuvieron en Córdoba dando la cara por la Región de Murcia, hoy gracias a ellos nuestro baloncesto ha crecido un poco más.

2 comentarios:

Lucía Sánchez dijo...

Gracias.

Javier Moñino dijo...

Estás igual que yo. Cogí un catarro el día del CB Murcia - Adepal Alcázar (29 de diciembre si no recuerdo mal) y todavía no me lo he quitado del todo.

Por lo demás, enhorabuena por el trabajo realizado en la Federación y a seguir así. Un saludo.