sábado, septiembre 19, 2009

SOLO FALTA UN PASO...EL ORO MUY CERCA.

Tras los dos primeros encuentros de este campeonato muchos pensamos que este no era nuestro equipo, que nos lo habían cambiado, que no había defensa, que no había dirección en la pista y tampoco en el banco, incluso algunos medios hablaron de prepotencia y pasotismo por parte del nucleo duro de un equipo que nos ha dado las alegrías más importantes en la historia del basket español. Luego atisbo de recuperación tras ganarle a Eslovenia y cuando entramos en la segunda fase nos ganó Turquía en un partido con final polémico. En este momento y gracias a ese final lleno de polémica y declaraciones, en caliente y en frío, llegó el momento de inflexión hacía lo que todos queríamos, espíritu, equipo, agresividad, claridad de ideas, defender, correr, anotar y más que nada, ganar. Ganar dando espectáculo, divirtiéndose y divirtiendo a todos los que seguimos con pasión este equipo.
Grecia no ha traido a este campeonato a jugadores de renombre internacional como Papaloukas o Diamantidis, pero España no ha contado con Calderón, una de su piedras angulares, y a eso se sumaron otras bajas ya conocidas.
Tras el famoso follón del "último chico en llegar", los jugadores han puesto las cosas claras a todos, si ellos quieren jugar, defender, correr y sentirse bien como un grupo ganador, les da lo mismo quien o quienes duden de ellos o de su juego, son como una apisonadora que han sufrido polacos, franceses y hoy, los griegos.
Para empezar Pau Gasol, Juan Carlos Navarro y Rudy Fernández empezaron muy metidos en el partido y de ellos fueron los primeros puntos ante unos griegos a los que les costaba mucho tener un balance defensivo decente y además cometían innumerables errores frente a la contundente defensa organizada por Scariolo en torno a Spanoulis y Bourousis, las ventajas empezaron a crecer y al final del primer cuarto 26 a 21.
Luego más intensidad defensiva y la rotación desde el banco permitió, todavía, una mayor calidad defensiva ante el desordenado ataque griego. Buena defensa de las penetraciones, muy buenas ayudas de los interiores y perfecta rotación de los exteriores en las ayudas de los grandes y en la recuperación de los balones que salían buscando a sus mejores tiradores. La entrada de Carlos Cabeza, hoy le tocó jugar a él en esa rotación tan peculiar del italiano, que defendió intenso y que además creó peligro desde fuera, dos triples en tres lanzamientos, ayudó a que se asentara el juego y las diferencias llegaron rápidamente a 13 puntos, 39 a 26. La entrada de Schortsanitis empezó a crear problemas cerca del aro, su fuerza y presencia crearon dificultades, con lo que los griegos se acercaron a siete y terminaron este cuarto perdiendo de nueve puntos gracias a un Rudy muy inspirado, 49 a 40.
Tras el descanso y con la presencia de los mismos primeros espadas, Pau y compañía, el marcador se volvía a estirar hasta los trece puntos. Perfecta defensa de los bloqueos directos laterales negando el centro, aprovechando que salvo Fotsis ninguno de los interiores griegos podía hacer daño desde fuera, y aprovechando muy bien la salida de los balones que buscaban Spanoulis o Nick Calathes en esas situaciones claras en las que se les ofrecía la opción de penetrar al fondo. La diferencia siguió creciendo y Pau terminó de marcar diferencias, pues en solo 21 minutos volvió a meter 18 puntos con unos movimientos perfectos y unos porcentajes increíbles. El tercer cuarto terminó con un claro 64 a 51 que dejaba el partido casi sentenciado.

Siete puntos consecutivos en minutos y medio al inicio del último cuarto terminaron de rematar el encuentro, LLull con cuatro puntos seguidos, un mate en contrataque incluido, y un triple de Carlos Cabezas, fueron los protagonistas en ese momento. De ahí al final protagonismo total del resto del pelotón, Llull, Mumbrú, Marc y Ricky terminaron con unos griegos entregados desde esa diferencia de veinte al inicio del último cuarto. 82 a 64 con muchos jugadores del banco en la pista y pensando todos en la final de mañana.

Como en otras entradas he comentado que no entendía muy bien la presencia tan importante de Garbajosa en la pista, hoy tengo que decir que su presencia es importantísima en el rendimiento del equipo. Defiende agresivo las líneas de pase sobre hombres más grandes que él y de paso compromete mucho la situación de estos, luego pone el cuerpo perfectamente para sacar faltas de ataque con sabiduria y defiende como nadie en los cambios de hombre, muchas veces, en situaciones de bloqueos directos para quedarse con un exterior pequeño y crearle problemas. Hoy ni siquiera anotó un triple, su mejor arma ofensiva, pero es un perfecto contrapunto para dejarle espacio a Pau cerca del aro y darle al resto un grado de experiencia muy importante.
Creo que su nivel ha ido en aumento y espero que mañana juegue como todos esperamos, indeopendientemente de que anote o no.
Mañana nos jugamos el oro con Serbia que ha ganado en la prórroga a Eslovenia, 96 a 92. Los serbios del veterano Ivkovic nos ganaron 66 a 57 en el primer partido y Krstic, Tepic y Velickovic nos anotaron puntos en un partido muy cerrado. Mañana será otra historia. Seguro. (Gracias a las fotos de Fiba Europe)

3 comentarios:

Juan Carlos García Gómez dijo...

Lo de las rotaciones de los bases, pese a lo curioso, la verdad es que hasta tiene lógica y todo. El puesto de base está muy definido, más que el de aleros e interiores, con lo que en este equipo tenemos, además de la posible ayuda de Llull, un primer base claro (Ricky) y un segundo base que no está muy claro quién es. Creo que Scariolo es partidario de que las rotaciones en el puesto de base las hagan sólo dos jugadores por cuestión de estilo de juego (no tener 'tres estilos' de juego en un mismo partido) y por cuestión de ritmo de jugador, pues o bien decides definir una jerarquía clara y roles con los bases de banquiello y siempre usas a dos y un tercero queda relegado o bien tienes que repartir los minutos de segundo base entre dos y apenas juegan, apenas cogen ritmo de partido. Siendo, además, dos bases de características diferentes, eso te da una herramienta más para jugar. Así, hoy tocaba apostar por un segundo base que sumara más en defensa, y el jueves tocó uno que aportara más en dirección de equipo. Además, al no relegar a ninguno de los dos los tienes contentos a los dos (digo yo) y en ritmo de competición si se lesionara uno de ellos.
Vamos, visto así creo que hasta es de cajón. Pero claro, hay que partir de que los dos bases reservas tengan una calidad muy similar y deduzco que eso es lo que piensa Scariolo, además de que no sería justo que por cuestión de detalles mínimos Scariolo decidiera que uno de los dos es algo mejor y ese jugara siempre y el otro, ligeramente peor, no jugara nunca, con el peligro de que el que sí juega se lesione y tenga que salir el tercer base a jugar sin estar en ritmo de competición.

Vamos, digo yo.

Otra cosa, mi favorito era Serbia. No lo ví contra España (me pilló en un avión), pero los raticos que les he visto jugar me parecen más sólidos como equipo, aunque individualmente no tengan tantas estrellas como, p.e., Eslovenia, a la que le han remontado al menos 15 puntos (más o menos hasta ahí han estado abajo) creo que más a base de juego de equipo en ambos lados de la canasta que de otra cosa. Esolvenia me parecen un poco como Lituania, un gran equipo si los miras uno a uno, pero poco sólido como conjunto, que en cuanto las cosas empiezan a ir mal terminan como un pollo sin cabeza dando tumbos por la pista (más Lituania que Eslovenia, por cierto)

Menuda parrafada. Estoy pensando que ya que he pasado el rato en escribirlo lo publico también como post en basketmaníaco, jeje.

Antoñito dijo...

Podria ser Garbajosa el "nuevo" Carlos Jimenez que tanto hemos echado de menos? En mi opinion es la mejor opcion ahora mismo hasta que Claver se haga un hueco definitivo.

Rafael dijo...

Tengo que discrepar contigo en el tema Garbajosa, Felipe, si bien creo que hoy ha sido, con diferencia, el mejor partido de Jorge en todo el campeonato. Hoy, por fin, ha defendido agresivo, ha sido inteligente para sacar faltas de ataque (algo en lo que le echaba de menos). Pero a la hora de defender el cambio de hombre... Ahí es donde más se le nota que no es el Jorge del oro de Japón. Yo diría que el 90% de las defensas en que Jorge ha cambiado de hombre para quedarse con el pequeño en este campeonato, hemos recibido canasta, y no creo que me equivoque por mucho. Incluso, me atrevería a decir que ayer fue su mejor partido porque no abusó del que antaño, fuera uno de sus fuertes, el tiro exterior, donde contabiliza un triste 25% en el campeonato.

Por tanto, creo que Jorge es un jugador al que se le puede sacar mucho partido, pero del que se ha abusado y se le ha dado excesivo crédito en este campeonato. Esta noche, me conformo con ver al Garbajosa que hemos visto en las semifinales, que siendo apenas un 70% del de Japón, tiene mucho que aportar.

A por el oro!!!