sábado, febrero 21, 2009

VAMONOS DE COPAS (II)

Segunda jornada de Copa del Rey y victoria inesperada del Estudiantes que le da un poco más de marcha a esta competición hasta la jornada de hoy de semifinales. Igual que ayer muchas caras conocidas, mucho ambiente y mucha gente que se pregunta: ¿Crisis, donde coño está la crisis?. Tengo que decir que la crisis si que se nota en las salas Vips. En otras ediciones más aperitivos y más canapes, pero bueno es ley de vida. Ayer no comenté nada del Palacio de Deportes, reconstruido sobre el anterior que había ardido de forma espectacular. La instalación es enorme y muy bien aprovechada para este tipo de eventos. No se parece mucho a aquella en la que me tocó dirigir unas cuantas veces para enfrentarme al Real Madrid.
En la primera semifinal el Unicaja de Aíto terminó ganando con cierta solvencia al Kalise Gran Canaria. Los de Málaga no contaron con Carlos Cabeza y un buen Gomis compartió la posición de base con Omar Cook. Un buen Gomis pues anotó en momentos puntuales impportantes y además agregó gran intensidad defensiva al trabajo de su equipo. El Unicaja defendió siempre en todo el campo y retrasó y creo muchos problemas al ataque de los amarillos. Solo Carl English mantenía a los suyos en el partido con su acierto y su calidad ofensiva, impresionantesu primer paso de salida en el 1x1, para verlo, grabarlo y enseñárselo a los más pequeños. Pequeña decepción personal con Joel Freeland, esperaba mucho del joven pívot inglés, que todavía no parece recuperado 100% desu lesión. Teniendo en cuenta que el Granca estuvo muchos minutos en el partido no se les puede poner muchos peros, aunque creo que les faltó la ambición que tenía su afición, para intentar algo más en la recta finaldel partido.
Comentario aparte para la afición desplazada desde Las Palmas por su cantidad, colorido, ambiente y muchas más cosas que les convierte en una de las aficiones más fieles que recuerde en tantos años de basket. Simplemente me quedé impresionado con su forma de animar y de intentar mantener a su equipo en el partido. Esto si es un pedazo de afición.
Otro comentario al margen merece Marcus Haislip, el americano de los malagueños es un jugador de otro nivel. Portento físico que salta, corre, choca y además es capaz de anotar 4 de 5 desde la línea de 3 puntos cuando se estaba jugando lo mejor del partido.
Sencillamente marcó las diferencias en el momento justo y con la ayuda de Berni y Welsch terminaron derrotando a un equipo que notó demasiado algunas ausencias, de juego claro está, muy significativas.
Para terminar con este partido alabar el trabajo de Salva Maldonado al frente del equipo canarión, es difícil mantener un equipo como ese con el presupuesto que barajan al nivel que lo viene haciendo en las últimas temporadas. Enhorabuena.

Luego la otra semifinal con la batalla de dos de las mejores canteras del baloncesto español en diferentes situaciones. Lo más increíble del caso es que un equipo como el de Luis Casimiro pueda ganar al Joventut cuando Carlos Suarez no anota y Wideman termina con solo tres puntos. La pregunta que yo me hago es, si el Estudiantes es capaz de ganar de esta forma como jugaron sus rivales.
Pues sus rivales son un equipo con muchos centimetros, Sonseca, Moiso, Jagla, mucha calidad exterior, Ricky, Ribas, Mallet, Karl, pero que juegan, ahora mismo, con una dependencia absoluta del mejor jugador joven europeo, Ricky Rubio. Mientras Ricky juega, y no se preocupa de intentar engañar a los árbitros, es una delicia verlo en acción pues sus cambios de ritmo, la lectura del juego saliendo de los bloqueos, su juego en transición y su anticipación defensiva es para estar viéndolo durante mucho tiempo. Ahora tiene un problema, temporal supongo, con su tiro exterior, pero lo que más le sobra es tiempo para mejorarlo y ser un arma absolutamente letal para jugar a baloncesto.
Mallet no sabe muy bien cual es su rol ahora y se pierde continuamente, Pau Ribas aporta calidad pero es un jugador en progresión, y Jasaitis ha dejado sus minutos al perro de presa, con cariño por supuesto, de Ferrán Laviña, un excelente jugador para los equipos modestos pero que no marca ninguna diferencia a este nivel. En el juego interior excesiva dependencia de los pocos puntos que anotan cerca Edu Hdez. Sonseca y Moiso, pues tanto Bogdanovic como Jagla son alérgicos a la pintura de la zona. Todos estos detalles fueron los que aprovechó Casimiro para hacer jugar a los suyos con mucha fé en la victoria y exprimiendo al máximo la calidad de Samo Udrih y las ganas de brega de jugadores como Brewer, Rancik, Granger, Jasen y Popovic.
Me gusta, no lo recordaba muy bien, el juego y el físico del joven uruguayo Granger, un base con cuerpo, gran nivel defensivo y muchas cosas por mejorar pero con una actitud fantástica en la cancha. Y algo que no entendí es como el Estudiantes, casi permitió ir al Joventut a la prórroga al facilitarle los tiros de tres puntos en la última posesión cuando ganaba de tres y quedaba solo esa posible opción, una falta a tiempo es una victoria, aunque esta vez no les hizo falta. Enhorabuena de corazón a Luis Casimiro, uno de los entrenadores que más aprecio en este circo por ser como es.
Según contaban ayer en los pasillos en el descanso, antes de la derrota de la Penya, si el Joventut perdía los ojeadores de la NBA, que hay unos cuantos, se irían a casa antes de tiempo. Ya estarán, hoy, todos en Barajas supongo.
Esta tarde un Tau contra el Barça muy interesante, duelo de entrenadores, duelo exterior entre Juan Carlos Navarro frente a Rakocevic y Sergi Vidal, buenas dosis de pelea por dentro con Splitter y Vazquez, y un montón de alicientes más para ver un buen partido. Luego el Unicaja tratará de evitar la segunda sorpresa del Estudiantes, hay que ver lo bien que se lo pasaron los de La Demencia ayer, y colarse en la final. Espero que sea un buen partido también pues he renunciado a ver el Real Madrid frente al Betis en el Bernabeu sentado como los ministros.

2 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Casimiro selección!!!

Rafael dijo...

Por favor!!! Casimiro dimisión!!! A qué juega en liga?