domingo, noviembre 30, 2008

ESTA ES LA VIDA

En estos días frios y lluviosos que pasamos en Murcia se cumple una efemérides importante en mi vida, hace la friolera de veintidos años que vine "pa" un ratito y todavía sigo aqui. Digo que vine para unos meses, el trabajo era intentar sacar del atolladero a un Juver Basket, del recordado Randy Owens, que había empezado muy mal la competición en aquella Primera B de entonces, como hoy sería la Leb Oro pues era el paso siguiente a la recien bautizada ACB, y que luego por los avatares de la vida me han dejado viviendo en esta tierra hasta la fecha.

Evidentemente eran otro tiempos, ni mejores ni peores, diferentes, con un Príncipe de Asturias lleno hasta la bandera en cada jornada y con un equipo muy justito donde nada más llegar me tocó el gordo de tener que cambiar un americano, Kevin Ross lesionado se negaba a jugar, y el entonces "agente" por excelencia de unos y otros, Miguel Ángel Paniagua, me trajo a Mike Williams, una de las fuerzas de la naturaleza más grandes que he entrenado en más de 30 años de carrera.

Bueno en realidad esta entrada no quería que fuera, una vez más, un canto al pasado, mi intención es bien distinta y quiero escribir sobras cosas de hoy que pasan, o si no pasan, parece que si que están pasando. No quiero entrar, o por lo menos lo voy a intentar, más veces en hablar de los anónimos que han vivido mi existencia mucho mejor que yo y recuerdan detalles que parece ser que yo olvido con facilidad, por un lado me alegro de lo lo hayan vivido de esa forma y manera y por el otro lado les tengo que agradecer que se acuerden tanto de uno, sobretodo cuando la cosas está tan malita para tener que fijarse en ombligo ajeno.

En el baloncesto la defensa contraria nos suele crear los problemas que intentamos solventar con las diferentes conceptos, ideas, formación individual y por último, en el juego colectivo el uso de lo sistemas llenos de bloqueos, aclarados y otras situaciones similares. En el dia a día nos pasa igual, pues ante los problemas cotidianos planteamos nuestras soluciones, con bloqueos o sin ellos, para poder afrontar cada contratiempo que se nos presenta. Algunos los enderezamos correctamente y otros, por el contrario, se nos clavan como un triple de medio campo en el último segundo cuando solo ganamos de dos, y de esos me han metido unos cuantos. Esta es la vida, ni más ni menos.

Baloncesto copioso esta semana, primero con un Joventut y Tau en Euroliga, en el que disfruté viendo la evolución en el juego de Pau Ribas, su padre, Jordi Ribas, ya lo he comentado otras veces, fue compañero de mili y jugador a mis órdenes en el Náutico de Tenerife en aquella vieja Liga Nacional anterior a la ACB. Pau es un base alto y con gran personalidad que juega con mucha decisión y con gran convencimiento de sus posibilidades, no se arruga ante defensas complicadas y dirige con maestría para sus 21 años.

Poca fortuna el sábado, para "mi" Archena en Santander con el Cantabria, tuvieron el balón para ganar y el triple del bueno de Gonzalo no entró, seguro que se irán para arriba. El domingo por la mañana y en la tele, derrota importante del Murcia al que le costó mucho jugar como un equipo, difícil trabajo el de Manolo Hussein para llevar a buen puerto este barco. Complicado.

Por cierto hablando de la tele, una cosa es una "puerta atrás" y otra cosa muy diferente un "bloqueo ciego". Esta es una confusión bastante frecuente en las retrasmisiones de baloncesto cuando el comentario viene de alguien que no es un entrenador de baloncesto.

Por la tarde doble sesión con los infantiles, primero con los más pequeños nacidos en 1996 y luego con el grupo de donde saldrá la selección definitiva. Me gustan mucho los más jóvenes, hay jugadores pequeños con calidad, jugadores altos que están haciendo un trabajo excelente en su club, en este caso el Basket Cartagena, y mucha ilusión por aprender y entrenar en todo el grupo en general. Está claro que para la composición definitiva de la selección de este año, la diferencia física marca una diferencia considerable. En los mayores hay buenos físicos, cambian mucho en un año, hay jugadores interesantes para el futuro y mucha competencia, muchísima competencia.

Hace poco más de un año una canción, This is the life, o lo que es lo mismo, Esta es la vida, lanzó a Amy Macdonald al mercado de la música internacional. Amy es una cantautora escocesa de 21 años, que vendió más de un millón de copias con este disco. Os dejo su video y espero que os guste, es diferente pero me gusta.



2 comentarios:

Juan Carlos García Gómez dijo...

Me parece que hablas del mismo comentarista que una semana antes (o dos) ya en la primera jugada de partido llamó bloqueo indirecto a un pick and roll lateral.

De Mike Williams recuerdo algunas anécdotas. Venía un poco verde mentalmente hablando y se rebotaba con facilidad, lo que le costaba unas cuantas técnicas. En uno de esos brotes de rabia le dio por darle una patada al balón con todas sus fuerzas, que eran muchas. Por aquel entonces yo era abonado de la grada alta, exactamente en la segunda fila, y me vi venir aquel balón directamente hacia mi cara, como en las películas, que el tiempo se paraliza y todo pasa a cámara lenta pero no puedes reaccionar. Una bendita publicidad que había en la valla (con madera de la buena) poco menos que me salvó la vida aquella noche. Nunca agradeceré lo suficiente a la empresa que patrocinaba aquella publicidad su influencia en mi vida, jejeje.
Otro día, siendo yo uno de los zagales de la escuela de baloncesto tras terminar de entrenar no se le ocurrió otra cosa a Williams que hacer un mate en una de las canastas laterales, las nuestras, de esas de tablero de madera, y de tan bruto que era el tío se quedó con el aro en la mano. Mira para un lado, mira para otro, deja el aro en un rincón y se va como el niño que disimula una travesura. Al principio me quedé pasmao, pero luego me enfadé cuando Ricardo (que es como creo que se llamaba el profe) nos puso a correr, a subir y bajar escaleras y otras perrerías porque no teníamos canasta para pachanguear.
Qué tiempos aquellos.

Juan Antonio dijo...

Hola,

soy el entrenador del equipo inf. B masculino de Cartagena, en comunicación privada quría agradecerte (y lo valoro bastante)el comentario que has hecho en tu blog del equipo que llevo entrenando los últimos tres años (este es el último). Estoy convencido de que si hay continuidad con este proyecto, en cadetes habrá un equipo muy interesante y competitivo.

En relación con la selección del año 1996, solo te envié a dos jugadores (Josué y Âlvaro) porque eran los dos que en mejor forma estaban en ese momento y porque no sabía que también se estaba preparando ya el equipo de la próxima temporada. Tanto Miguel Angel como Gonzalo, incorporados más tarde a tus entrenamientos, están mejorando día a día en el juego exterior y seguiremos trabajando en esa línea. No obstante, si estás interesado en que trabaje algún aspecto/s específico/s con ellos no dudes en decírmelo.

Juan Antonio Ros