miércoles, febrero 19, 2014

FIN DE UNA ETAPA, SIGUE EL TRAYECTO...

Llevaba casi tres semanas comentando que estaba muy cerca de finalizar un ciclo en mi vida y hoy, martes 18 de febrero de 2014, ya puedo decir que mi etapa como director de las instalaciones deportivas que dirigía desde noviembre del 2006 ha llegado a su fin. Han sido años de entrega a un proyecto nuevo e innovador que luego ha servido de ejemplo para muchos, me voy con la cabeza bien alta y muy orgulloso de haber sido capaz de mantener en lo más alto, en cuanto a usuarios y servicios, una instalación modélica en la que he pasado mucho de mi tiempo de trabajo y de ocio. He logrado, por supuesto con la ayuda de toda la gente que ha trabajado conmigo en este proyecto, que durante años se convirtiese en un icono de la salud, del deporte y además del baloncesto, aunque esto último parece que no le gusta a todo el mundo. 
No importa, el tiempo pone a cada uno en su sitio y seguramente ahora no era ni mi lugar ni mi tiempo en ese proyecto, ahora es un tiempo nuevo y tengo que aprovecharlo, la vida se vive solamente una vez y ahora no es momento para las lamentaciones, es la ocasión para intentar encontrar un nuevo plan, un nuevo propósito, una nueva ilusión y luchar por ella con la misma intensidad que siempre he mostrado en mis ideas y planteamientos.
Para terminar este asunto, tras siete años y medio seguro que habrá tiempo en este espacio para comentar cosas de antes o de después, está claro que también puedo tener mi opinión desde otro prisma, pero quiero aprovechar para darle las gracias a todos y todas las personas que han trabajado como un equipo durante todos estos años. 
Esa fue la premisa al empezar, funcionar como un equipo, y creo que he logrado estar reunido de los mejores en sus diferentes especialidades durante años, y eso es muy importante. Un recuerdo muy especial para mis compañeras de la recepción del centro, piezas claves casi siempre ignoradas por muchos que me han demostrado su capacidad para trabajar en el día a día, con ellas ha sido todo mucho más fácil. Cuando uno termina una experiencia como esta, se encuentra con la cruda realidad de darse cuenta de que algunos, de los que creías que durante años eran amigos tuyos, en realidad son otra cosa. No importa, la vida es así y no hay que darle más importancia, siempre digo que cuando uno hace las cosas por los demás, en cualquier aspecto de la vida, no debe buscar la reciprocidad en sus acciones, los amigos se demuestran con los hechos y cuando los necesitas, el resto son simplemente conocidos con los que te ha tocado compartir muchas cosas, así de fácil y sencillo.
Hay un refrán castellano que dice que alguien vendrá que bueno te hará, yo no voy a decir tanto, pero si tengo claro que el listón está lo suficientemente alto para que sea muy difícil de rebasar, o al menos a mi me lo parece. Un recuerdo muy especial para todos esos usuarios, en muchos casos amigos y amigas, con los que he compartido momentos muy especiales viéndolos sentirse mejor entrenando o simplemente tomando un café, gracias por la confianza que han mantenido en mi durante todo este tiempo, ellos siempre han sido una de las claves de mi motivación para hacer lo mejor posible mi trabajo.
Las cosas del baloncesto las dejo para la próxima entrada, han sido unas semanas muy duras y llenas de incertidumbre, pero he intentado seguir mi vida intentado que toda está historia me afectara lo menos posible. He bajado de peso más de 10 kilos, unos cuantos de ellos de forma más rápida en los últimos tiempos, sigo entrenando y corriendo en la calle. 
Al volver de Málaga, el lunes de la semana pasada, me pasé una semana sin poder entrenar por culpa de un resfriado de categoría y ayer volví a entrenar tras ir a recoger todas mis cosas de la que ha sido mi oficina en los últimos tiempos, ni fue fácil ni agradable, pero yo me puse mis zapatillas y me eché a la calle para correr más de 12 kilómetros tras llevar una semana parado, hoy volví a correr para sumar otros 10 más y creo que esto me ha servido como ayuda para afrontar toda esta coyuntura, he podido descansar mejor y tener las ideas más claras y eso también me ha ayudado.
Ha sido curioso que mucha gente, amigos o simplemente conocidos, me miraban con cara de extrañeza por mi bajada de peso y no se atrevían a preguntarme abiertamente por ello, ya se sabe que en muchas ocasiones las pérdidas de peso van ligadas a otras situaciones que no vale ni mencionar. Cuando empiezan a dar vueltas sobre esto o sobre aquello, voy directo al grano y les digo que no se preocupen, que estoy corriendo mucho y que además he cambiado mi dieta para sentirme mejor, hacia casi 25 años que no pesaba lo que peso ahora y está claro que me siento mucho mejor.
La música de 50 Cent junto a Eminen y Adam Levine es perfecta con su My Life para finiquitar esta entrada y todo lo que conlleva, se que a muchos no les gusta este tipo de música, a mi me dice muchas cosas y en este caso más. Espero que les guste.

1 comentario:

Yago Blanco dijo...

Hola, perdón si te molesto solo quería pedirte un favor, soy un alumno de 1º de Bachillerato y el profesor nos ha mandado crear un blog y mantenerlo durante este año; el tema que he escogido para mi blog es el baloncesto y he estado echando un vistazo por tu blog y la verdad es que es bastante interesante.
Nos ha dicho que teniamos que estar enlazados en otro blog de una persona que no fuese del colegio y si yo te pregunto si podrias ser tan amable de enlazarme y de ponerme algun comentario con tu cuenta, que tambien son puntos para mi nota. Te paso el enlace de mi blog: http://basketballneverstopsblog.blogspot.com.es/

Muchas gracias por tu tiempo, un saludo