miércoles, diciembre 03, 2014

DE VUELTA A CASA Y VICEVERSA...

Esto cada vez se me hace más complicado, no se muy bien si es bueno, malo o regular. Pero está claro que llevar este tema del blog y poder hacer otras cosas que llevo para adelante no está siendo nada fácil. La semana pasada, de martes a domingo a primera hora, la pasé en Tenerife y entre que no tenía conexión fija a internet en casa de mi hermano Carlos, enemigo acérrimo de las nuevas tecnologías, y que tampoco tenía tiempo para sentarme delante del ordenador, me dije ya vendrá la semana próxima. La verdad es que pasé unos días entrañables en mi tierra, con mis hermanos, con algunos amigos de siempre, esos que no fallan casi nunca, y con el colofón de una comida con mis compañeros del colegio con los que compartí muchos años de mi vida en las Escuelas Pías
Si a todo eso se le une la clásica tormenta de viento y agua, que empieza a convertirse en algo habitual en estas fechas desde hace algunos años, se puede decir que fueron unos días excitantes en todos los sentidos.
Mi isla sigue en el mismo sitio, creo que el viento no influye mucho en su localización, con sus cosas buenas y sus cosas malas, como en todos los sitios, viviendo a ese ritmo algo diferente al que se vive en la península, un poco más sosegado por llamarlo de alguna manera, pero con ese sabor tan característico que la convierte en un sitio maravilloso en donde vivir y trabajar, para el que tenga trabajo evidentemente, sin ninguna discusión. 
Comidas, paseos, cenas, familias, amigos, la rambla, compañeros de años y años, unos días para archivar en el disco duro y disfrutar de ellos poco a poco. Desde comer o cenar con buenos amigos a simplemente darles un abrazo en la calle al encontrártelos por pura casualidad después de muchos años son unas excelentes vitaminas para reforzar esas partes del cerebro encargadas específicamente de la memoria. En mis anteriores visitas a Santa Cruz, cuando estaban todavía mis padres, centraba mucho esas visitas en estar con ellos y disfrutar de ellos. Ahora mis hermanos, Carlos y Pedro, son la prioridad, aunque tengo que reconocer que hay algunos amigos que nunca fallan a la cita de pasar un rato, Toño, Cuco, José Carlos, Alejandro, Aniano... comer algo o beberte un perfumado en toda regla, no tiene precio. 
Está claro que mientras ellos no fallen a mi me será muy complicado fallar. Unos que no fallan nunca son los de mi promoción del colegio, Escuelas Pías, que siguen haciendo su reunión anual cuarenta años después, que no está nada mal.
Este año he hecho coincidir mi viaje con el último sábado de noviembre, fecha elegida desde hace unos años, y hemos vuelto a ser más de 30 compañeros reunidos en torno a una mesa, comiendo, recordando y pasando un buenísimo momento. Aprovecho esta cita para hablar de algunos compañeros, incluso alguno como José Antonio Acosta, que sigue este blog con cierta frecuencia o de Carlos Muela, que se ha convertido en el organizador-promotor de esta comida que ya tiene cuarenta años de vida, los que llevamos fuera del colegio donde pasamos nuestra infancia y nuestra adolescencia. Decirles, a todos, que pasé un rato espléndido en todos los sentidos.
Decir que hubo poco baloncesto en la visita, no es decir la verdad del todo, porque alguno de esos amigos han sido y son parte del baloncesto de Tenerife, estar con ellos y no hablar de baloncesto es simplemente una utopía. El baloncesto en la isla vive, viéndolo desde la distancia obviamente, un momento más que interesante con la estabilidad del Iberostar Tenerife, el Canarias de toda la vida, en la liga ACB, dos equipos en el Grupo B de liga EBA, con "mi" Náutico en segunda posición y un equipo femenino en Liga Femenina 2, curiosamente en el mismo grupo del Ucam Jairis de Alcantarilla, el Ciudad de Los Adelantados, que todavía no conoce la victoria, exactamente igual que el McDonalds Santa Cruz en su grupo de liga EBA
Siguen viviendo el baloncesto de base con auténtica pasión y siguen haciendo guerra de guerrillas en todo a lo que el propio trabajo de cantera conlleva, ahora  con jugadores jóvenes de fuera y con cambios de clubes que hace unos años, muchos seguramente, eran impensables.
El pasado domingo vuelta para casa a toda marcha. Salí de madrugada diluviando en Los Rodeos y llegué a Madrid con una niebla tremenda. Recoger el coche en Barajas y salir pitando para Murcia con cien kilómetros de niebla primero y otros trecientos de lluvia sin parar, para poder estar en Murcia con tiempo de sobra para ver el partido de infantiles que teníamos en esa liguilla interna de cara a la selección entre Ucam Murcia 01 y Kesington Site CB Cartagena.
Disfrutar y pasar unos días en mi isla está muy bien, pero cumplir con lo pactado con unos y otros para ver a esos chicos en acción era imprescindible en la organización del viaje. Otro partido bastante interesante para ver a los chicos en acción en competición de verdad y a falta de solo dos jornadas para terminar esta competición ya vamos teniendo mucho más claras las ideas para este grupo.
Por cierto que el CB Cartagena de Pedro Hermógenes volvió a ganar a los de Rafa Arias, el Ucam Murcia 01, en un partido donde salvo el primer cuarto, ganaba el Ucam Murcia por un apretado 20 a 18, siempre estuvo por delante, pero que se ajustó mucho en el tramo final del partido para terminar con el 47 a 55 definitivo.
Una vez asentado en casa trato de ponerme al día lo más rápido posible, aunque algunos compromisos son inexcusables. El lunes volví a estar en la televisión de GTM y espero que la próxima vez sea para hablar de una victoria del Ucam Murcia, porque si hace dos semanas estuve allí para hablar de la derrota en la pista del Real Madrid, ahora me volvió a tocar tras la derrota en la pista del FC Barcelona, partido que tuve que ver grabado porque me cogió en plena vuelta en coche desde Madrid.
Un partido que solo duró un cuarto para los de Ocampo, 17 a 15 ganaba el Barça al finalizar el primero, y en el que se llegó a ir perdiendo de muchos para terminar con esos veinte puntos abajo, 90 a 70, que significaba la victoria 1000 del equipo catalán en lo que ahora se llama ACB.
Detalles a tener en cuenta fueron la baja, otra vez, de Scott Bamforth, el mal partido de Carlos Cabeza, -10 de valoración en poco más de 15 minutos de juego, junto al buen partido, en comparación con los anteriores, del gallego José Ángel Antelo, que terminó con 12 puntos y 5 rebotes para 18 de valoración.
Los de Diego Ocampo, con todos espero, recibirán al Unicaja el próximo lunes 8 de diciembre a las 20,15 horas, festivo por cierto, por culpa de la popular Lan Party que se celebra cada año en el Palacio de Deportes de Murcia. Los de Joan Plaza, jugando en Euroliga y con uno de los presupuestos más importantes de esta liga, se habla de unos quince millones de euros, ésta semana jugará en Francia frente al Limoges, mañana jueves, y parece un rival complicado para seguir manteniendo intactas las pretensiones de jugar la Copa del Rey.
Los de Málaga, hasta ahora, solo perdieron en pista del Joventut de Badalona, 82 a 74, y entre sus victorias han ganado en canchas tan difíciles como la del Caja Laboral, 79 a 88, Gran Canaria, 67 a 74, y en Valencia, 64 a 75
El Unicaja tiene una plantilla completísima con una primera línea formada por Jayson Granger de base, Ryan Toolson de escolta, Mindaugas Kuzminskas de alero, y la pareja interior formada por Will Thomas y Fran Vázquez, como primeras opciones. Luego están Caleb Green, Markovic, Vasileiadis, Golubovic, Carlos Suárez y Stefansson, un grupo muy compacto y de primer nivel para ganar en cualquier pista de España o Europa. Ganar a los malagueños podría suponer una victoria clave para soñar por la Copa del Rey, pues además de sumar una más sería una inyección de moral muy importante para terminar la primera vuelta.
Espero tener tiempo esta semana para comentar aspectos de EBA, Liga Femenina 2 y otros temas de nuestro baloncesto más local. Ahora termino con un poco de música de primera categoría. El "Boss", Bruce Springsteen, en compañía de Glen Hansard hacen este fantástico Drive All Night en vivo. Espero que lo disfruten tanto como yo.

3 comentarios:

postebajo dijo...

Ciertamente interesante Felipe, el partido de la liguilla interna, entre estos dos equipos de la generación 2001, que se conocen sobradamente, y en el que Ucam probó variaciones tácticas con respecto a otros enfrentamientos, pero un segundo cuarto muy "autoritario" de los cartageneros, dejó prácticamente el encuentro visto para sentencia, lo que hacia que se jugase con inercia ganadora los dos siguientes periodos, y que los capitalinos "maquillasen" un marcador final, en el que siempre fueron por detrás, salvo como bien dices, en el ajustado primer cuarto.
En su día te comenté, en otro de tus posts, que con ésta generación nos íbamos a divertir.

Un saludo.

Dos dijo...

La verdad que lo de la liguilla, todo un acierto. Coincido en que la generación es bastante buena. Sobre las variaciones tácticas del Ucam, no creo que existiesen. Simplemente Cartagena juega en equipo. El segundo cuarto "autoritario",si sumas a la permisividad de los árbitros (la defensa cartagenera por encima de lo reglamentario), los deméritos de un Ucam, que no juegan a nada (lastima por algunos jugadores que en otras circunstancias rendirían mucho mas) y por supuesto, un buen hacer en ataque del equipo departamental, te arroja un parcial demoledor.
Sin duda la diferencia de juego fue mucho mayor que lo que refleja el resultado.

Alberto Axtrirx dijo...

También estuve viendo parte del partido infantil.
No creo que maquillaran, los partidos duran 40 minutos.
Si bien es cierto que la diferencia en la dirección de ambos equipos es tremenda.
Incido en un comentario que ya te hice, que el nivel de la mayoría (alguno se salva) de los entrenadores de base de Murcia es paupérrimo.

Saludos