sábado, septiembre 13, 2008

LIBRE OYENTE: SE VA NACHO RODRIGUEZ

Siempre me costó mucho ser un buen oyente, no digo que me gustara mucho oirme a mi mismo, pero está claro que siempre cuando la confianza fluía me salía muy fácil hablar de mi.
Dicen que a las personas que solo hablan de si mismo les falta mucha educación, pues si habla de si mismo solo piensa en si mismo, siempre debo recordar la máxima de que cuando hablo con alguien, esa o esas personas están mucho más interesadas en sus cosas y sus necesidades que en las mías o en las que yo les pueda contar sobre mi mismo, incluido lo que pueda escribir en este blog.

Seguramente sea un defecto profesional al haber ejercido tanto tiempo como entrenador de baloncesto, no digo que todos los entrenadores tengamos el mismo problema pero si digo que cuando entrenas y diriges, independientemente del nivel, siempre hablas de lo que a ti te gusta o te gustaría y muchas veces no pensamos si los demas están o no por la labor de ver lo mismo que tu ves como solución a los problemas que se nos plantean y enseguida echamos mano de nuestra experiencia y de nuestras historias anteriores.
Por lo menos ahora y desde fuera lo veo de esta forma aunque también es verdad que llevo algunos años que en mi profesión, incluso ahora, trato de animar a los demas a que hablen de si mismo. Por eso es muy importante hablar de las cosas que le interesan a los demas y suele ser mucho más beneficioso para los dos o para el grupo que es lo más importante.

El sábado por la noche estuve en Archena viendo a mi ex equipo jugar con el AD Molinense en uno más de los duelos en los que se verán este año. Tiene mucho trabajo por delante el bueno de Gonzalo Rodríguez, tiene un equipo prácticamente nuevo y eso añade trabajo extra para conseguir lo que se busca. Era el primer partido en vivo tras el fiasco de Cáceres y está claro que en la grada a veces se pasa mucho peor que en el banquillo, pero eso también es algo que pasará tarde o temprano.
A pesar de la escasa rotación interior del equipo de Molina sacaron adelante la eliminatoria aprovechando el excelente trabajo del veterano Xavi Alarcón, 2, que parece en su mejor momento de juego.
Me gustó mucho el rendimiento que sacaron de un movimiento que repitieron muchísimas veces y de las que Alarcón sacó petroleo en casi todas las ocasiones. Sobre el pase del base sobre uno de sus hombres grandes en el poste alto, el 4 en el gráfico, Ausina normalmente, buscaban el movimiento de los aleros, un primer corte de Alarcón para atraer a su defensor y una subida del otro alero que ya había cortado al mismo lado para recibir arriba y sobre el segundo corte de Alarcón, por debajo o por arriba sobre un bloqueo horizontal o uno vertical del pívot que recibió el primer pase, Ausina.
Alarcón
sobre uno u otro bloqueo salió siempre con la ventaja necesaria para tirar con solvencia o jugar con la ventaja que le daba el bloqueo recibido. Como siempre, esto no deja de ser más que un detalle táctico interesante del que el equipo de Molina sacó un rendimiento excelente en los momentos más complicados del partido.


De la crisis mejor ni hablar pues esa crisis que parece que todavía para alguno no está muy clara nos tiene a todos de una manera u otra bien jodidos.
La vida sigue y algunos, como Nacho Rodríguez por ejemplo, deciden terminar su vida profesional como jugador de baloncesto, Nacho es un ejemplo de trabajo y trabajo para llegar a ser alguien importante en este deporte, ahora con 38 años recien cumplidos le recuerdo muy bien jugando en Murcia un sector junior de un Campeonato de España con el Mayoral Maristas y teniendo en frente a jugadores como Juanjo López, Serafín Franco, Josema Prado y Carlos Crespo, de ellos Juanjo y Josema luego jugaron en ACB con nosotros.
Nacho tras jugar en Málaga con Maristas jugó en el Unicaja unos cuantos años y de ahí al FC Barcelona y al equipo nacional donde participó en 125 partidos internacionales, luego en Alicante, dos años, Menorca y Valladolid, para terminar con 20 temporadas en la ACB. Creo que su único lunar es que tras una carrera buenísima llena de buenos momentos termina con un descenso a la liga LEB con su Valladolid que curiosamente entrenaba Javier Imbroda, entrenador con el que debutó en el baloncesto profesional en Málaga. Como jugador era el típico jugador odioso para el equipo contrario, muy duro en defensa, intenso, buen pasador, generoso con sus compañeros y valiente en cualquier tipo de situación del juego que necesitara el partido en ese momento. Ahora se retira con una carrera universitaria, Educación Física o CAFD como se llama ahora, terminada y un trabajo en el Ayuntamiento de Torremolinos que seguro que compaginará con el baloncesto como entrenador. Mucha suerte para él en su nuevo camino, sin ninguna, duda se la merece.

Hace unas semanas os puse un video de un artista muy peculiar, Pitingo, con la canción aquella de me matas suavemente con tu canción. El disco Soulerias de donde salen estas canciones tiene más éxitos de otros tiempos cantados y versionados por este cantante nacido en Huelva y que parece que junto a la guitarra de Juan Carmona de Ketama ha encontrado su auténtico camino. Para cerrar esta entrada he elegido el I will survive, Sobreviviré, de Gloria Gaynor de la que tantas y tantas versiones hemos oido. Espero que os guste.


2 comentarios:

J.C.Romo dijo...

Hola Felipe,

Choca un poco que hombres como Nacho se retiren y vemos a otros, como Larry Lewis, también con 38 tacos de vellón, que siguen al pié del cañón.

Aunque la comparación no vale para nada, ya que nunca he jugado en grandes equipos, yo también he colgado las zapatillas del aro esta temporada, a mis casi 53, creo que ya he llegado la hora.

Lo cierto es que entiendo esas lágrimas que a muchos deportistas de elite les salen cuando comunican a todos que lo dejan, sinceramente y si me permites la expresión, ¡es jodido!

Esto de ir quemando etapas da rabia, lo inexorable, es lo que más cuesta asimilar y sobre todo comprender.

Un saludo maestro

JC

José Felipe Coello Fariña dijo...

El caso de Larry Lewis es un tanto atípico, todo el mundo del baloncesto en España sabe de su profesionalidad y de su estado físico. Estoy seguro que cuando no esté en condiciones el dará el primer paso para decir adios.

Esta última temporada entrené a Brett Beeson en Archena y te puedo asegurar que nunca supe bien los años que tenía, por su trabajo y profesionalidad.

La edad es la que se demuestra no la que pone el DNI o el pasaporte.

Yo este año he dado un paso, ahora no se si definitivo, de no entrenar y está muy claro que fácil no es. Para nada. Ya veremos más adelante por donde sale el sol.

Las etapas son ley de vida y seguro que lo más difícil es saber sobrellevarlas en cada momento.

Un abrazo.