sábado, enero 31, 2009

24 AÑOS Y DOS MESES

En el último número de la revista Gigantes del Basket sale un artículo a modo de informe bastante interesante sobre lo que hicieron o dejaron de hacer los entrenadores nóveles en su debú en la liga ACB. Dan datos bastante interesantes como que solo Luis Casimiro, con el TDK Manresa de entonces, y Joan Plaza, con el Real Madrid de ahora, son los únicos entrenadores que han sido campeones de esta importante liga en el año en que debutaron como entrenadores en ella.

En la parte final de dicho artículo viene una tabla que bajo el título de "Entrenadores noveles españoles de la ACB" da un listado muy amplio de entrenadores, sus equipos, la temporada del debut, el puesto en que terminaron y la edad que tenían estos entrenadores. Con un asterisco señalan que solo se refieren a lo sucedido desde la temporada 97/98 hasta nuestros días.

Sigo a esta revista desde su creación, me gusta y me entretiene además de darme datos que en otras temporadas me han servido para preparar scoutings o informes que he realizado para mi consumo personal como entrenador o director técnico en el Murcia, Archena o Tenerife. Hace muchos años salí en la última página, la de los vicios pequeños, que ahora da la impresión que si no has salido en ella no eres nadie en este deporte. He atendido durante años a los diferentes redactores o colaboradores de la revista que me han llamado cuando he entrenado en ACB o LEB, incluso cuando he trabajado en la liga EBA, respeto muy seriamente los editoriales de Paco Torres, su director, que ahora, como entrenador, está muy cerca de los dirigentes de la FEB lo que le permite hacer un mayor seguimiento del baloncesto de base en nuestro pais. En resumidas cuentas, que me lo paso muy bien cada martes cuando la voy a buscar al kiosko donde la tengo reservada desde hace muchos años.
Como todo era bueno hasta el momento y esto venía a cuento del informe sobre los entrenadores noveles, su año de estreno y todos esos detalles, se da la circunstancia de que yo no conocí a mis abuelas y nadie en casa me decía lo bonito que era, esto con motivos justificados, o lo bueno que podía llegar a ser, por eso se me ha ocurrido escribir sobre este tema y dar unos apuntes que pocos saben y que casi nadie, cuando hacen este tipo de informes de los que he leido muchos, tienen en cuenta.
Según la enterada wikipedia "la Liga ACB es la principal liga de baloncesto profesional de España. La Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) tomó las riendas de la Liga en la temporada 1983-1984 en sustitución de la Federación Española de Baloncesto (FEB), que dejó de organizar la Liga Nacional". Cuando la ACB da datos de quien o quienes son los campeones de liga y el número de veces que lo ha sido, siempre tiene en cuenta las veces que los equipos lo fueron en la antigua Liga Nacional, incluso cuando habla de según cual entrenador, escriben de "chiquicientos" mil partidos entrenados, en los cuales se suman los dirigidos en esa Liga Nacional que existía antes de que naciera la ACB, bueno pues voy a dar un dato que hasta hoy no se ha tenido en cuenta en ninguno de estos informes o en ninguno de estos estudios sobre entrenadores y su debut en la liga ACB o en esa antigua Liga Nacional, que incluso llegó a tener quiniela, que existía antes de la todopoderosa ACB.

Este entrenador que escribe este blog, que evidentemente no tiene abuelas, debutó en esa Liga Nacional, como primer entrenador, el 28 de febrero de 1981, un sábado, frente al Basconia, hoy TAU de Vitoria, con solo 24 años y dos meses de edad. Según ese informe, tan interesante, hay otros entrenadores que debutaron con menos de 30 años: Jose Luis Oliete tenía 25 años cuando debutó con el CAI en la 90/91, Aito García Reneses tenía 26 años cuando debutó con el Círculo Católico de Badalona en la 73/74 igual que Alfred Julbe, también con 26 años, en el Joventut en la 86/87, Javier Imbroda con 27 años en la 88/89 con el Mayoral Maristas, exactamente igual que Ricard Casas, 27 años, con el Manresa en la 89/90, con un año más, 28 años, debutó Pedro Martínez en el Joventut en la 89/90 y para terminar con esta saga de entrenadores que debutaron con menos de 30 años hay tres que solo tenían 29, estos son Dani Garcia con el Lobos Cantabria la 99/00, Edu Torres con el Festina Andorra la 92/93 y Andreu Casadevall con el Lliria valenciano la 91/92.

El hecho de escribir esta entrada es solo para aclarar estos detalles que no son totalmente ciertos, pues yo he entrenado en ACB después de la 97/98, la temporada del asterisco en cuestión, y no he sido considerado en absoluto en este listado del que creo que no solo yo esté pasado por alto, en la temporada 98/99 dirigí 13 partidos en ACB y en la 2003/2004 volví a dirigir 23 partidos más. Son 36 partidos en esta liga en el periodo que va desde la temporada del asterisco en cuestión, 97/98, hasta ahora. Eso sin contar los que dirigí antes en ACB, 69 partidos desde la 90/91 a la 92/93, o en la citada Liga Nacional, 20 partidos desde la 81/82 a la 82/83. Creo que son 125 partidos en la mejor liga de nuestro país para olvidarlos de un plumazo y más cuando se habla de algunos otros, que no suman ni la cuarta parte de estos partidos dirigidos en la máxima categoría.

Hay otro ejemplo claro, como es el caso de Gustavo Aranzana que según el informe debuta en la ACB con el Elosua de León en la temporada 90/91, cuando en realidad debuta en la 83/84 con el Forum de Valladolid con 25 años solamente, los mismos que Oliete con el CAI, aunque de todas maneras a los dos les gano en precocidad.

Como cuando se escribe y se habla de esto, hay comentarios de todo tipo, tengo que decir que cuando debuté en Liga Nacional con 24 años, mi suegro no era el dueño de aquel club y por entonces entrenaba en Tenerife en el mejor club de baloncesto que había en las islas en esa época, el Real Club Náutico del que ni siquiera era socio. Luego, es verdad, creo que siempre he estado muy orgulloso de ello, mis mayores éxitos deportivos han estado ligados al club de mi familia, en los que me ha tocado vivir tres ascensos a la máxima categoría que no está al alcance de muchos entrenadores ni mucho menos.
Algunos se preguntarán porque escribo esto, la respuesta es fácil y simple, porque es la verdad y está en las hemerotecas y creo que cuando se habla de estas cosas es mejor dar la información completa y sin tapujos, es lo que hay y como otros no lo escriben pues, yo que tengo mi blog, doy los datos necesarios para que el que tenga interés en conocerlos los conozca y los valore en su justa medida. Otros pensarán que me hago mayor y chocheo, también puede ser verdad, pero la verdad es una sola y solo tiene un camino.

6 comentarios:

ERNESTO dijo...

Si te sirve de consuelo,durante éstos años he comprobado que no sólo se comenten errores de bulto cuando algunas páginas(incluso las más oficiales del planeta) dan datos,sino que cuando te molestas en mandarles correos electronicos con algunas rectificaciones e incluso enviando fotografias que no tienen,ni contestan,ni rectifican.Así es España.
Un saludo

José Felipe Coello Fariña dijo...

La verdad es que no me sirve mucho de consuelo, que quieres que te diga. Le he puesto un mail a Paco Torres, el director del Gigantes, espero que lo lea al menos.
Pero esto es la verdad, les guste o no les guste.
Un abrazo fuerte.

imaginauta dijo...

No es excusa pero imagino que Gigantes tiene prisas en cerrar las ediciones y muchas veces no puede contrastar información. Cuando escribes artículos históricos -y tengo alguna experiencia en el tema- es necesario darle mil repasos porque siempre hay errores en las fuentes e imagino que ellos de tiempo tienen poco. En todo caso lo suyo sería un Fe de errata en el número siguiente.

Un saludo

José Felipe Coello Fariña dijo...

Imaginauta, gracias por tu comentario, el simple hecho de dejarlo significa que has leído la entrada, para mi es más que suficiente.

Sobre lo de Gigantes no entiendo mucho como se comenten estos errores, pero está claro que son como las meigas, haberlas...
No me preocupa mucho este asunto pero son muchos años entrenando y aguantando muchos comentarios para ahora dejar pasar una como esta. Si rectifican bien y si no también, allá ellos, la verdad es solo una y está muy clara.

Raúl Jiménez dijo...

Un saludo Felipe,ya te dije una vez y te lo digo ahora de nuevo, eres uno de los entrenadores a admirar y cuando menos a respetar en la historia del básket en nuestro país y me extrañó leer ese artículo en Gigantes y no encontrarte.

Como dice imaginauta, al menos una fe de erratas en el siguiente número, que no es lo mismo claro, pero bueno.

Un saludo.

José Felipe Coello Fariña dijo...

Gracias Raúl. Te sigo por tu blog y te agradezco mucho tus palabras, está claro que debo ser un entrenador fácil de olvidar, pero bueno no nos vamos a poner tristes por eso.

Si no te importa agrego tu blog a mis favoritos, cada vez dominas mejor el tema de los gráficos, videos y todo el tramaje del scouting. Me alegro.
Un cordial saludo.