domingo, mayo 20, 2007

MUCHO TIEMPO DESPUES...

De forma curiosa en un mes de mayo, hace la friolera de 21 años estos días, el baloncesto me trajo a Murcia por primera vez. Yo algo mayorcete ya, para jugar en universitarios nunca es tarde, venía con el equipo de mi facultad, Medicina, a jugar una fase de sector universitario a Murcia. Recuerdo muy bien la primera impresión: mucha luz, muy cálida, amistosa, mucho ambiente, la Plaza de Las Flores, la Gran Vía, el Príncipe de Asturias con un piso verde horroroso, las marineras con anchoas, las cervecitas...sin duda alguna me impactó. En ese momento no podía imaginarme en ningún momento que mi vida iba a quedar ligada a esta tierra para siempre, que cosas tiene la vida.



Aquellos primeros días en Murcia fueron días de fiesta y más fiesta, de baloncesto poco y además muy poco serio.
Luego, unos meses más tarde un "loco" que tenía una fábrica de zumos y se había empeñado en hacer del baloncesto algo importante en Murcia se reunió conmigo en Santa Cruz de Tenerife, pues había ido acompañando a su equipo a jugar contra el Tenerife AB. Ese "loco" hoy, es mi suegro y además mi AMIGO, si con mayúsculas, no se merece menos por lo que ha hecho por mi y sobre todo por el deporte que amo, el baloncesto. Ahora, desgraciadamente, parece que la mayoría se ha olvidado y ni siquiera los políticos, de un lado o del otro, que tanto lo animaron a seguir con el proyecto a cambio de nada, sin recalificaciones por medio ni viajes a Miami o a cualquier parte del mundo, le han agradecido su entusiasmo y su prestación a este juego maravilloso que hoy es una parte más de nuestras vidas en esta Región. Bueno, me he enrollado y esto ya lo contaré otro día que esté más inspirado.

A lo que iba, es que nunca pasó por mi cabeza, hace 21 años, el asentarme en esta ciudad maravillosa y ser una parte más de esta sociedad en la que me he movido durante los últimos veinte años. Como ya he comentado otras veces en este blog, en este tiempo ha habido de todo, como es normal en la vida de cualquiera, tiempos extraordinarios, tiempos maravillosos, tiempos bonitos, tiempos buenos, algunos tiempos regulares y pocos tiempos malos, que también los ha habido, para seguir en este camino que nos hace pelear por conseguir cosas e intentar, si intentar, ser cada día un poco más felices. Gracias a Dios no puedo quejarme de como me han ido las cosas y de como me van el actualidad. Me he vuelto a liar, cosas de la edad sin duda alguna.



En realidad esta entrada era para comentaros que tras este tiempo, largo y muy cálido en todos los sentidos, independientemente de mi trabajo y de mi situación familiar en Murcia, sigo con mi baloncesto y con mi forma de entenderlo. Esta próxima semana, de jueves a sábado por aquello de las elecciones municipales y autonómicas, se jugará en el "histórico", por lo menos para mi, Pabellón Príncipe de Asturias, la fase de ascenso a liga LEB 2 con los ocho equipos clasificados.



Mi equipo, el CB Balneario de Archena se clasificó la semana pasada para esta fase, después de eliminar a un gran rival, el CB Mérida, con el que se había perdido en el partido de ida y al que se le ganó en Archena de forma rotunda y categórica, 91 a 59, con una gran exhibición defensiva por parte del equipo que entreno. Como disfrutamos los entrenadores estos grandes momentos de nuestros equipos.


Ha sido una temporada extraña, por primera vez en más de 32 años como entrenador he faltado a dos partidos en liga regular, anecdóticamente contra el mismo rival y con derrota en ambos por un solo punto, primero la enfermedad grave de mi madre en enero y luego su muerte, me acuerdo mucho de ti mama, me impidieron estar en esos dos partidos.
Hicimos un fantástico arranque de competición con 10 victorias consecutivas y luego hemos sabido estar y mantenernos entre los dos primeros toda la temporada. Creo que cuando jugamos bien y estamos, conjugando todos los factores anímicos y emocionales, al nivel que queremos hacemos un gran baloncesto. El pasado viernes, después de un entrenamiento muy duro e intenso, les dije a mis jugadores que me sentía muy feliz por entrenarlos y que me sentiría muy dichoso de ganar algo importante con ellos.






Volver al lugar del crimen suele ser característico de los asesinos, me gusta mucho el CSI en todas sus variantes, y a mi me toca volver al Príncipe, que casualidad. No maté a nadie allí, pero pasé unos años maravillosos entrenando en ese pabellón a gente como Randy Owens, Mike Williams, Russell Cross, Tony Simms, Josean Betolaza, José Luis Subias, Guille Cejas, Martín de Francisco, Gallo Pérez, Quique Azcón, JJ Davalillo, Mike Phillips, Scooby Scolari, Emilio Nicolau, Juanjo López, Ralph McPherson, Tom Gneiting, Jordi Soler, Julio Torres, Nacho Suárez, Clarence Kea, Edu Clavero, Paco Martín... y un montón de ellos más. Ahora vuelvo con muchas canas encima y con ánimo de cerrar un ciclo importante, con un grupo de jugadores que cada vez que estoy con ellos, me hacen sentirme entrenador, y eso es muy importante. Espero que todo salga bien y seamos capaces de volver a disfrutar con nuestro juego y si no es así que cuando terminemos salgamos con la cabeza bien alta porque lo hemos intentado hasta el último esfuerzo.






Hoy con 50 años en la espalda y más de 30, algunos más, como entrenador, vivo con una intensidad diferente el momento. Si mi equipo es capaz de ganar al Illescas de Toledo, un equipazo lo mires como lo mires, podría encontrarse en semifinales con el Torrealta de Molina, lo que colocaría a un equipo murciano en LEB2 la próxima temporada, o con el CB Navas de Miquel Nolis, el mismo que entrenando al FC Barcelona juvenil nos ganó al Náutico de Tenerife que yo entrenaba, una final de Campeonato de España en La Coruña hace solamente 30 años, en mayo de 1977. Que casualidad.



2 comentarios:

Federico dijo...

Tus palabras son muy acertadas y emocionantes.Cuentas con todo nuestro apoyo. Estaremos con vosotros el jueves.

Un abrazo.

Jose Luis dijo...

Gracias a tu suegro(Juan valverde) como a ti,que ha sido un trabajo primordial para el desarrollo del baloncesto en la región de Murcia,gracias por todo felipe,por este baloncesto,que tanto te ha dado y tambien tanto te ha quitado,suerte en la final 8 en el principe de Asturias,seguro que con tu carisma y experencia,saldras victorioso de la final 8 de Eba,suerte mister